The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Japón

Polémica en Japón por una medida que prohíbe a las mujeres llevar gafas en el trabajo

Foto: Jason Ortego | Unsplash

Llevar gafas en el trabajo en Japón se ha convertido en uno de los temas más controvertidos en los últimos días después de que varias empresas hayan obligado a sus empleadas a quitárselas

Según varios medios de comunicación nipones, las compañías han prohibido este complemento por diversos motivos. En algunos casos, las empresas alegan que los clientes perciben a las empleadas con gafas con una “sensación de distancia“.

Entre los motivos, han explicado, se incluirían razones de seguridad para las azafatas de aerolíneas o la dificultad para ver el maquillaje en las mujeres que se dediquen al sector de belleza. Sin embargo, no ha quedado claro si estas “prohibiciones” se basan en políticas de empresa o si reflejan lo que es una práctica socialmente aceptada en los lugares de trabajo.

Todo esto ha generado un gran debate en las redes sociales japonesas. El hashtag “gafas prohibidas” ha sido popular en Japón y a día de hoy sigue generando tuits.

Kumiko Nemoto, profesora de sociología en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto, ha explicado a la BBC que la gente está reaccionando a políticas “obsoletas”. “Las razones por las que las mujeres no deben usar anteojos realmente no tienen sentido. Se trata de género. Es bastante discriminatorio“, ha comentado. 

“No se trata de cómo hacen las mujeres su trabajo. Las compañías busca una apariencia femenina en sus trabajadoras y eso se opone al uso de las gafas”, ha sentenciado la profesora.

No es la primera vez que el código de vestimenta se convierte en motivo de disputa en el país asiático. Hace escasos meses el uso de tacones en el lugar de trabajo centró el debate laboral. 

La actriz y escritora Yumi Ishikawa lanzó una petición pidiendo el fin a los códigos de vestimenta después de que le obligaran a usar tacones mientras trabajaba en una funeraria.

Desde las redes sociales los partidarios de la petición crearon el hashtag #KuToo en solidaridad con su causa, reflejando el movimiento #MeToo contra el abuso sexual; jugando con las palabras japonesas para zapatos “kutsu” y dolor “kutsuu”.

Sin embargo, un ministro japonés se ha mostrado en contra de estas iniciativas y dijo que era “necesario” que las empresas hiciesen cumplir los códigos de vestimenta que imponen tacones.