La Rioja se queda sin Gobierno: Podemos impide un Ejecutivo del PSOE

Política y conflictos

La Rioja se queda sin Gobierno: Podemos impide un Ejecutivo del PSOE
Foto: PSOE La Rioja

La socialista Concha Andreu no ha podido ser finalmente elegida presidenta de La Rioja y poner fin a 24 años de gobierno del Partido Popular en la Comunidad Autónoma. Como era previsible, tras la ruptura de las negociaciones con Podemos y el voto en contra de la única diputada de la formación morada en el parlamento autonómico, Raquel Romero, Andreu no ha logrado reunir los votos suficientes para ser investida por mayoría simple en segunda votación.

A partir de ahora habrá dos meses de plazo hasta el 16 de septiembre para que se alcance un acuerdo. En caso contrario se disolvería el Parlamento Autónomo y se convocarían elecciones.

PSOE y Podemos habían mantenido este jueves una reunión in extremis para tratar de llegar a un acuerdo, pero apenas 20 minutos después de comenzar el encuentro, y tras otra reunión fallida de más de tres horas que se alargó hasta bien entrada la noche del miércoles, los socialistas se levantaban de la mesa de negociación. «Han venido hoy sin ánimo de negociar. Siguen manteniendo el veto a Podemos, no nos quieren en el Gobierno», ha explicado a la prensa Romero. «Ellos se niegan en redondo, hacen un veto directo al a participación de Podemos en el Consejo de Gobierno».

Andreu no ha tardado en responder y ha confirmado que se han levantado de la mesa porque «hay que ser serios» y «no tenía sentido» quedarse sentados. «Hay que ceder pero no se puede imponer solo por el hecho de que ellos tienen el voto que decide el Gobierno de La Rioja», ha sentenciado.

El principal escollo para conseguir que Andreu se convirtiera en presidenta era la entrada de Podemos en el Gobierno de La Rioja. Romero había exigido entrar en el Ejecutivo con consejerías, un cogobierno. El PSOE les había ofrecido dos viceconsejerías y la dirección general de Vivienda, pero no sentarse en el Consejo de Gobierno. Una oferta insuficiente para Podemos, que este jueves ha votado en contra en la votación definitiva.

La socialista Andreu necesita el voto de la única diputada de Podemos en el parlamento autonómico, Raquel Romero, para lograr la mayoría. Su escaño era la llave que decantaría la balanza, ya que Andreu contaba con sus 15 diputados, más el voto de IU –que rompió la coalición con Podemos por no compartir la exigencia de entrar en el Gobierno–, lo que dejaba a los socialistas a un voto de la mayoría.