The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Cuba

Cuba plantea renunciar al comunismo en su anteproyecto de reforma constitucional

Foto: Stringer | Reuters

Cuba ha empezado a debatir este fin de semana la reforma de la Constitución por la cual se permitirá la generación de riqueza a través de una actividad privada reglamentada por un sistema socialista. De esta forma, la palabra comunismo desaparecerá de sus páginas.

"¿Ha cambiado el modelo socialista cubano?", se preguntaba Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, al exponer ante la Asamblea Nacional los cambios propuestos. "No ha cambiado en sus principios. Los conceptos fundamentales de nuestro socialismo están ahí. El papel del Partido Comunista, de la economía estatal, de la propiedad socialista, está incólume. Pero sí se necesita hacer una transformación".

La Constitución de 1976, que será reformada, contempla en su artículo 5 que el gobernante y único partido -el Partido Comunista de Cuba (PCC)- "organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista". Sin embargo, en este nuevo proyecto, la parte referida a "sociedad comunista" será retirada, tal y como ha detallado el periódico oficialista Granma.

"Claro que tenemos que hacer ajustes. Y ese es el resultado de este proyecto, porque la sociedad ha cambiado y la economía ha cambiado y eso tiene que tener un reflejo en la constitución", ha agregado Acosta, quien escoltaba en el debate al presidente cubano Miguel Díaz-Canel.

El proyecto de nueva Constitución será debatido hasta el lunes. Luego será sometido a un referéndum popular para la aprobación final de una normativa que reconocería una mayor libertad de mercado, la propiedad privada y la inversión extranjera como parte de la economía del país.

Actualmente, el trabajo privado, que en Cuba se conoce como "trabajo por cuenta propia", representa a 591.000 personas y el 13% de la economía del país. De estos, más de 100.000 están contratados por emprendedores privados.

"No es la riqueza, que se vincula a la prosperidad, lo que hay que limitar, sino su concentración¡", ha manifestado Acosta. Por ello, las nuevas leyes permitirán a los ciudadanos tener como máximo una sola licencia para abrir un negocio.