The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Sánchez mantiene su veto a Iglesias: "Necesito un vicepresidente que defienda la democracia española"

Última actualización: 18 Jul 2019, 3:20 pm CEST
Foto: PIERRE-PHILIPPE MARCOU | AFP

A cuatro días del debate de investidura, PSOE y Unidas Podemos parecen lejos de llegar a un acuerdo. Eso se concluye de las últimas palabras de Pedro Sánchez en una entrevista emitida por el programa Al rojo vivo, en laSexta. ¿Cuál es la principal razón para las discrepancias? Pablo Iglesias, de acuerdo con el presidente en funciones, que ha definido al líder morado como el “principal escollo” en las conversaciones.

Sánchez continúa ofreciendo a Unidas Podemos, en cualquier caso, que incorpore ministros afines y dentro de los perfiles “consensuados”. Sin embargo, da un portazo a la posibilidad de que Iglesias ocupe una vicepresidencia, alegando las numerosas discrepancias que los separan: “Necesito un vicepresidente que defienda la democracia española, que diga que hay un estado de derecho, separación de poderes, que el poder judicial es independiente del ejecutivo, y que no hay presos políticos, que no están encarcelados por sus ideas”.

Y ha añadido, matizando que el 99,9% del diálogo mantenido hasta el momento ha versado sobre el potencial sillón a ocupar por el líder de la formación morada: “Me parecería tan duro que no pudiera haber un acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos porque hay una discrepancia en cuanto a la entrada de Iglesias en el Gobierno. Creo que tendrían que reflexionar seriamente Iglesias y Unidas Podemos si merece la pena“.

https://twitter.com/DebatAlRojoVivo/status/1151825440014815234

 

A su vez, ha atacado a Iglesias por querer “imponer nombres”: “Al final voy a ser el primer y último responsable”. El presidente del Gobierno, con un tono serio, ha deslizado las reclamaciones de Unidas Podemos durante las negociaciones: la vicepresidencia, los ministerios de Hacienda y Empleo y la responsabilidad de comunicación.

También ha venido a reconocer que Iglesias le reclamó las carteras de Hacienda y Empleo así como responsabilidades de Comunicación del Gobierno. “Bueno, son algunas de las cosas que han salido en las conversaciones”, ha admitido Sánchez, que no ha revelado qué le ha ofrecido a Iglesias. “No he hablado con él de esto”.

Por último, el presidente ha compartido su enfado por las declaraciones en las que Iglesias ha afirmado que quiere entrar en Moncloa para controlarle y que el propio socialista está recibiendo presiones para que no se dé el acuerdo con ellos. Sobre lo primero, ha sido muy claro y le ha querido poner un ejemplo al entrevistador, Antonio García Ferreras: “Usted es director de este programa, ¿se imagina a alguien que diga que quiere ser su subdirector porque no se fía de usted?“. Sobre lo segundo, ha sostenido: “Yo me guío sólo por mis convicciones”.

Es más, ha destacado que, en caso de controlarle alguien, desconfía de que ese alguien sea Pablo Iglesias, al que ha vuelto a acusar de ser incapaz de controlar su partido. “Lo estamos viendo en La Rioja”, ha explicado, “pero lo hemos visto en Andalucía, en Madrid o en Cataluña, no garantiza una responsabilidad en cuanto al comportamiento de integrantes muy significativos”.