El Gobierno y la Generalitat pactan en Barcelona trabajar juntos por un "diálogo efectivo"

Política y conflictos

El Gobierno y la Generalitat pactan en Barcelona trabajar juntos por un "diálogo efectivo"
Foto: Toni Albir

La reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, ha iniciado un poco después de lo previsto en el Palau de Pedralbes de Barcelona. Aunque la cita había sido acordada para las 19:00 horas, el presidente Sánchez ha llegado 15 minutos más tarde al encuentro que se ha dado en medio de un fuerte cordón de seguridad de los Mossos d’Esquadra que han dispuesto una docena de furgones. Tras finalizar la cita, la Generalitat ha anunciado una nueva reunión con el Gobierno en enero y han emitido un comunicado conjunto. Decenas de personas se han concentrado alrededor del palacio ubicado en el distrito de Les Corts en protesta por la reunión. Han llevado senyeras y gritado consignas como «Libertad para los presos políticos» en catalán. Esta protesta ha sido convocada por Arran y secundada por los Comités de Defensa de la República (CDR).

«Desbordémosles», ha señalado el colectivo independentista en su cuenta de Twitter en la invitación a reunirse ante el Palau de Pedralbes, así como en los otros lugares a los que el presidente del Gobierno central acudirá. De hecho, pasadas las 20:15 horas, los Mossos d’Esquadra han tenido que detener el avance de los CDR que han bloqueado por algunos minutos la avenida Diagonal frente al hotel donde Sánchez ha acudido a una entrega de premios y cena organizada por la patronal Foment del Treball tras su reunión. Según La Vanguardia, unos 150 manifestantes han ocupado la calzada de la Diagonal frente al hotel donde se llevará a cabo la velada en la que nuevamente se encontrarán Sánchez y Torra.

En paralelo a la reunión entre Sánchez y Torra, se ha dado un segundo encuentro de la vicepresidenta, Carmen Calvo, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, con el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y la consejera de la Presidencia y portavoz de la Generalitat, Elsa Artadi.

Los mossos y los CDR rodean el Palau de Pedralbes donde se reunirán Sánchez y Torra

Torra llegó unos 20 minutos antes que Sánchez. | Foto:Toni Albir | EFE

Los presidentes han posado junto a los otros miembros de sus gabinetes tras terminar la reunión.

Después de esto, ha comparecido en rueda de prensa la consellera de la Presidencia y portavoz del Govern de la Generalitat, Elsa Artadi, quien ha señalado que tanto el Gobierno como el Govern han admitido la existencia de un «conflicto» en Cataluña y comparten «por encima de todo, la apuesta por el diálogo efectivo». Además, ha anunciado que habrá una reunión en enero entre ambos Gobiernos.

Tras las palabras de Artadi, ha intervenido la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet: «Hoy se ha celebrado una reunión institucional entre el presidente del Gobierno y el president Torra. Las interlocutoras habituales del día a día hemos aprovechado para vernos». La ministra ha señalado que «el artículo 155 no ha salido en ningún momento en la conversación». La ministra ha añadido que «la posición respecto al referéndum de autodeterminación» por parte del Gobierno de España «no ha cambiado».

El comunicado tras la reunión entre Sánchez y Torra sostiene:

«Tras la reunión celebrada hoy entre el presidente del Gobierno de España y el president de la Generalitat de Catalunya y miembros de ambos gobiernos, se señala lo siguiente:

Coinciden en la existencia de un conflicto sobre el futuro de Cataluña. A pesar de que mantienen diferencias notables sobre su origen, naturaleza o sus vías de resolución, comparten, por encima de todo, su apuesta por un diálogo efectivo que vehicule una propuesta política que cuente con un amplio apoyo en la sociedad catalana.

Por ello, y con el objetivo de garantizar una solución, deben seguir potenciándose los espacios de diálogo que permitan atender las necesidades de la sociedad y avanzar en una respuesta democrática a las demandas de la ciudadanía de Cataluña, en el marco de la seguridad jurídica.

La vía del diálogo requerirá del esfuerzo de todas las instituciones, de los actores políticos y de la ciudadanía. Ambos gobiernos se comprometen a trabajar para hacerlo posible».

 

La convocatoria oficial

La convocatoria oficial de la Generalitat llegó a pocas horas del inicio del encuentro y justo al término de una rueda de prensa del Consell Executiu que ofreció en la tarde Artadi. En esta convocatoria, la Generalitat definió a la reunión entre Sánchez y Torra de «cumbre». Si bien la Generalitat planteó este miércoles una «salutación» de Sánchez y Torra y después una reunión con ambos y tres miembros de cada gabinete, Artadi explicó que aceptaron la petición de Moncloa de que el jefe del Ejecutivo y el presidente catalán tuviesen un momento a solas para conversar. En este sentido, indicó que es «normal» que Sánchez y Torra puedan tener «un aparte» en cuanto a que «son homólogos y hay temas que entendemos que tienen que discutir ellos dos». Es decir, lo ha tratado como si fuese el jefe de Estado de otro país.

La reunión entre Sánchez y Torra precede al Consejo de Ministros convocado también en Barcelona para este viernes para el que los altos mandos de los Mossos d’Esquadra, Guardia Civil y Policia Nacional se han reunido para coordinar el dispositivo de seguridad.

Algunas reacciones

Entre las reacciones políticas más críticas al encuentro han estado las del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y del presidente del PP, Pablo Casado. El primero ha calificado al encuentro de «irresponsabilidad histórica» por parte de Sánchez, y el segundo ha señalado que es necesario aplicar nuevamente el artículo 155. «Es humillante ver a un Presidente de España agasajando a quien reclama la vía eslovena de confrontación civil en Cataluña», añade Casado en su tuit.

La líder de Ciudadanos Inés Arrimadas acusa al presidente Sánchez de «blanquear a Torra».