The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Sanders mejora de su obstrucción arterial y continúa en la carrera por liderar a los demócratas

Redacción TO
Foto: Cheryl Senter | AP

El senador Bernie Sanders, uno de los aspirantes a la candidatura demócrata de cara a las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos, espera estar listo para el debate político del próximo 15 de octubre, tal y como ha anunciado su equipo. Sanders suspendió temporalmente sus actividades políticas tras ser hospitalizado el martes por la noche en Las Vegas tras sufrir una obstrucción arterial que requirió que le insertaran dos estent –malla extensible que se utiliza para abrir arterias, venas y otros conductos–.

“Sus médicos están satisfechos con su progreso y no ha habido la necesidad de ningún procedimiento adicional”, señaló su esposa, Jane Sanders, en un comunicado. La nota destaca que este miércoles Sanders estuvo la mayor parte del día hablando con su equipo, intercambiando bromas con las enfermeras y médicos, así como conversando con su familia por teléfono. “Esperamos que Bernie sea dado de alta y en un vuelo rumbo a Burlington antes de que concluya el fin de semana“.

Y sobre la campaña, Jane Sanders ha anticipado que, aunque “se tomará unos días para descansar”, su esposo “está listo para volver y espera con ansias el debate de octubre”.

El aspirante, de 78 años, es uno de los tres septuagenarios de la carrera demócrata a la Presidencia, junto con el exvicepresidente Joe Biden, de 76, y la también senadora Elizabeth Warren, de 70. Sanders tenía previsto participar el miércoles en un acto sobre el control de armas en Nevada.

El senador por Vermont, una de las principales figuras del ala más izquierdista de los demócratas, luchó por la candidatura de ese partido en 2016 contra Hillary Clinton, quien finalmente fue la nominada. Las últimas encuestas sitúan a Biden a la cabeza en intención de voto, seguido por Warren y Sanders.

Aunque la contienda demócrata hace meses que se libra, los candidatos no se verán las caras en las urnas hasta el 3 de febrero del año que viene, cuando Iowa, el primer estado en votar, celebre sus primarias con miras a las elecciones de noviembre de 2020, en las que el republicano Donald Trump buscará la reelección.