Tres de cada cuatro familias tienen problemas para llegar a fin de mes

Mundo ethos

Tres de cada cuatro familias tienen problemas para llegar a fin de mes
Foto: Paul White

Tres de cada cuatro familias españolas tienen problemas para llegar regularmente a fin de mes, según una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre el índice de solvencia familiar.

Con el estudio, realizado a partir de 2.151 encuestas a personas de 25 a 79 años, se ha obtenido el índice de solvencia familiar de los hogares españoles, un valor que resume en una cifra la capacidad que tienen las familias para afrontar económicamente sus necesidades y actividades cotidianas, explica la OCU.

El valor medio de este índice en los hogares españoles se sitúa en 46,2, una cifra más cercana al confort que a la pobreza. Sin embargo, uno de cada diez hogares tiene un índice menor de 33,6, es decir, en situación de pobreza, pues tienen dificultades para afrontar la mayoría de gastos cotidianos.

Las familias con un mayor riesgo de pobreza son aquellas formadas por un adulto con hijos a su cargo y las parejas jóvenes sin hijos en las que uno de los miembros se encuentra en situación de desempleo.

Los hogares que viven una situación económica más desahogada son los formados por mayores de 50 años, especialmente si están jubilados y no tienen hijos viviendo con ellos, con un índice de 55,1.

Las familias baleares, andaluzas y canarias son las que más problemas tienen para afrontar los gastos cotidianos, mientras que las navarras, extremeñas y cántabras son las que están en una mejor situación.

¿Qué factores influyen en la calidad de vida?

Los españoles dan una gran importancia al gas, la electricidad y el agua y son las últimas necesidades a las que están dispuestos a renunciar, seguidas por las relacionadas con la salud y la alimentación, explica el informe.

Al 17% de hogares españoles le resulta difícil o imposible afrontar las facturas del gas, la luz y el agua, lo que la OCU afirma que refleja la llamada “pobreza energética”. Además, en un 30% de los hogares hay dificultades para afrontar gastos relacionados con la salud dental y lo mismo ocurre con las gafas, lentillas y audífonos.

Los gastos educativos también se encuentran entre los más necesarios, especialmente aquellos que se refieren a la educación superior o universitaria, que es muy importante para un 59 % de los hogares.

La movilidad influye algo menos en la calidad de vida familiar, aunque el coche y el transporte público siguen siendo importantes para más del 40 % de los encuestados.