The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Trump planea retirar las tropas estadounidenses de Siria

Redacción TO
Última actualización: 4 Abr 2018, 11:12 am CET
Foto: Susannah George | AP Photo, File

Donald Trump ha asegurado este martes que quiere "salir de Siria", una vez completada la "exitosa" misión contra el Estado Islámico (EI), y ha señalado que tomará "una decisión muy pronto" al respecto. El presidente de Estados Unidos ha recordado que EEUU ha gastado más de 7.000 millones de dólares en Oriente Medio en los últimos años y no ha conseguido "nada más que muerte y destrucción".

"Quiero salir de allí (Siria), quiero traer a nuestras tropas a casa, y reconstruir nuestro país", ha dicho Trump en una rueda de prensa conjunta con los presidentes de Letonia, Raimonds Vejonis; Estonia, Kersti Kaljulaid; y Lituania, Dalia Grybauskaite. "Está siendo muy costoso para nosotros (...) A veces es hora de volver a casa. Vamos a tomar una decisión (sobre Siria) muy pronto".

La pasada semana, Trump ya anunció su intención de salir de Siria, aunque sus palabras fueron luego matizadas por el Pentágono, que aseguró que la situación aún era compleja y era necesario mantener la presencia para contribuir a la estabilidad regional. EEUU tiene desplegados a unos 2.000 militares en Siria, donde lidera en la región una coalición internacional formada por más de 60 países que combaten el terrorismo islamista, principal objetivo de la operación 'Inherent Resolve' ('Apoyo Decidido') en Siria desde septiembre de 2014, y que cuenta con la aprobación de una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Responsables de la lucha de EEUU contra el EI contradicen a Trump

El general Joseph Votel, jefe del Mando Central de las Fuerzas Armadas (CENTCOM), ha advertido durante una charla en el centro de estudios United States Institute of Peace (USIP) que "la parte más dura está aún por llegar. La estabilización de estas regiones, la consolidación de nuestras victorias, hacer que la gente pueda volver a sus casas y abordar los problemas de una reconstrucción a largo plazo".

El militar no ha sido el único en contradecir al comandante en jefe de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

"Estamos en Siria para combatir al EI. La misión aún no ha terminado y no nos marcharemos hasta que el trabajo esté hecho", ha anunciado en el mismo acto el enviado especial de EEUU para la coalición internacional antiyihadista, Brett McGurk.

De acuerdo con el general Votel, que comanda las tropas estadounidenses desplegadas en Oriente Medio, la situación en Siria es "cada vez más y más complicada", ya que ahora que la amenaza yihadista "ha disminuido" comienzan a aflorar "otros retos" entre los distintos actores implicados.

Con estas palabras se refería al complicado equilibrio que marca el conflicto en Siria, en el que Rusia combate a los islamistas junto a las Fuerzas del presidente Bashar Al Assad, mientras que Estados Unidos hace lo propio pero integrado en una alianza de la que forman parte las opositoras Fuerzas de Siria Democrática (FSD).

También forma parte de esta coalición la milicia kurdosiria Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo), que en las últimas semanas se ha desplazado al norte del país, cerca de la frontera con Siria, lo que ha llevado a Ankara a tomar cartas en el asunto y a comenzar una ofensiva en la región.

"Son diferencias ideológicas muy profundas, por lo que el problema es más complicado de resolver que simplemente decir: 'tenemos que llevar a los kurdos al otro lado del río (Éufrates) y todo estará arreglado", ha lemantado el militar. Por este motivo, Votel ha abogado por desarrollar "mecanismos sobre el terreno", basados en el diálogo y la diplomacia, que permitan "rebajar estas tensiones que siguen surgiendo", al mismo tiempo que se mantiene la campaña de presión contra los yihadistas.

En este sentido, Mark Green, administrador de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) y que también ha participado en la ponencia organizada por la USIP, ha defendido, tal y como recoge la agencia Efe, la importancia de estabilizar la región antes de dar la misión por concluida: "Hagámoslo oficial: los programas de estabilización son más que una simple manifestación de la generosidad de Estados Unidos; son un componente clave de la planificación de nuestra seguridad nacional".