The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Una mujer de 61 años da a luz a la hija de su hijo gay por subrogación

Foto: Suhyeon Choi | Unsplash

Una mujer de 61 años de Nebraska, Estados Unidos, ha dado a luz al bebé de su hijo por subrogación, informa Buzzfeed News. Cuando Matthew Eledge le dijo a su madre, Cecile, que quería formar una familia con su marido, Elliot Dougherty, inmediatamente les hizo la oferta: “Si queréis que sea la madre subrogada, lo haría sin dudarlo”. Inicialmente, la pareja se lo tomó a broma, pero el resultado de aquella conversación es ahora una niña sana llamada Uma.

A pesar de que, a sus 61 años, Cecile ya había superado la menopausia, ella y su familia han explicado que siempre había hecho ejercicio y se había alimentado de forma sana. “No todas las mujeres de 60 años tienen la buena salud suficiente para ser madres subrogadas”, ha admitido la mujer. Y está en lo cierto. No solo no tuvo ninguna complicación durante la gestación, sino que logró quedarse embarazada al primer intento y no necesitó cesárea en el parto.

Dar a luz a una propia nieta es excepcional, pero existen precedentes conocidos. En 2016, una mujer griega llamada Anastassia Ontou dio a luz al bebé de su hija a los 67 años, lo que la convirtió en la mujer de más edad en ser madre por subrogación. Y una mujer de 48 años de Sudáfrica llamada Pat Anthony dio a luz a trillizos en 1987, lo cual causó entonces un intenso debate ético sobre la subrogación. En este caso, además, se añade el ingrediente de que el óvulo que dio origen al bebé pertenecía a la tía de la pequeña. Es decir, biológicamente, Uma tiene la herencia genética de Matthew y de la hermana del marido de este.

El costoso proceso de la subrogación resultó mucho más económico para este matrimonio formado por un profesor de inglés y un peluquero al quedar limitado a la familia. No tuvieron que pagar ni a la madre gestante ni a la donante de óvulos, ya que las dos se prestaron voluntarias de forma altruista. En España, la subrogación no está permitida y las parejas que lo desean y pueden permitírselo acuden a países con una regulación más abierta en este aspecto.