The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Indonesia

Cuatro muertos y 10 heridos tras un ataque suicida en Indonesia reivindicado por el Estado Islámico

Redacción TO
Última actualización: 21 Nov 2018, 9:07 pm CEST
Foto: Andy Pinaria | AFP

Una familia de cinco miembros, entre los que había una niña de ocho años, ha perpetrado este lunes un ataque suicida al detonar una bomba en una comisaría de la ciudad de Surabaya, la segunda más grande de Indonesia. El atentado, que se ha saldado con el fallecimiento de 10 personas, civiles y policías, ha sido reivindicado por el Estado Islámico.

La bomba se encontraba oculta entre dos motocicletas de la familia que ha perpetrado el atentado. Cuando se produjo la explosión en el exterior, los atacantes se dirigían al control de seguridad de la comisaría . La menor "salió despedida" por la onda expansiva, pero "ha sobrevivido y está recibiendo cuidados en el hospital de Bhayangkara", según ha explicado el jefe de la Policía Nacional, Tito Karnavian, en rueda de prensa. El presidente indonesio, Joko Widodo, ha calificado el ataque de "inhumano" y "cobarde" y ha asegurado que acelerará la revisión de la ley antiterrorista "tan pronto como sea posible".

El atentado se ha producido un día después de que una familia proveniente de Siria, incluidas dos niñas de nueve y 12 años, perpetrara una serie de atentados con bombas contra tres iglesias en Surabaya, en los que fallecieron 18 personas y más de 40 resultaron heridas.

Asimismo, otra bomba sacudió anoche un apartamento en el sur de la ciudad, en el que vivía una familia de seis personas. Fallecieron el padre, la madre y un hijo, y los otros tres resultaron heridos. La policía considera que la explosión se debió a un error de la familia que habitaba el inmueble, considerados supuestos terroristas.

Según Karnavian, estos atentados están conectados ya que los padres de las tres familias involucradas pertenecen al grupo yihadista Jemaah Ansharut Daulah, el más activo en Indonesia. Además, el químico de los explosivos fue el mismo utilizado en todos los ataques: peróxido de acetona.

Indonesia ha declarado el estado de máxima alerta durante las semanas previas al ramadán por ser fechas que los yihadistas escogen habitualmente para cometer atentados, informa Efe.