Una cara de Trump en un iceberg mostrará el impacto del cambio climático

Cultura

Una cara de Trump en un iceberg mostrará el impacto del cambio climático
Foto: Melting

El proyecto ya tiene nombre: Trumpmore, y es la iniciativa de un grupo de ambientalistas que están recaudando medio millón de dólares con la intención de tallar la cara del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un iceberg del ártico.

La escultura tendrá un tamaño de 35 metros, como la de los expresidentes estadounidenses George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln en el monte Rushmore, y con ella el grupo ambientalista finlandés que lleva a cabo el proyecto, Melting, espera ilustrar los peligros del cambio climático observando cuánto tarda el rostro del presidente en derretirse.

«El calentamiento global es uno de los temas más importantes de la actualidad. Todavía hay personas que dudan de si se trata de un problema real», ha apuntado Nicolas Prieto, presidente del grupo, en un comunicado. 

La ejecución del proyecto será llevada a cabo por un equipo líder mundial de escultores de hielo de Finlandia y Mongolia, y según las estimaciones, llevará unas cuatro semanas. Además, el proceso será transmitido a través de un feed en vivo. 

«En lugar de llenar el mundo de noticias falsas y hechos alternativos, este proyecto mostrará realmente que el cambio climático está teniendo lugar», explica Prieto, quien agrega: «El objetivo de Trumpmore es generar conversación y con suerte llamar la atención de cualquier persona que esté dispuesta a financiar nuestro proyecto».

Trump ha cuestionado varias veces la existencia del cambio climático existe. La última vez el pasado mes de diciembre, cuando el presidente de Estados Unidos expresó que a su país le iría bien “un poco” de calentamiento global para combatir las bajas temperaturas que se esperaban para Fin de Año.

“En la zona este, podría ser la noche de Fin de Año más fría de las que existen registradas. Quizá se podría utilizar un poco de ese viejo calentamiento global, que nuestro país, pero no otros países, iba a pagar billones de dólares para combatir. ¡Abríguense!”, decía  a través de su cuenta de Twitter.

En otras ocasiones llegó a afirmar que el cambio climático fue «creado por y para los chinos con el fin de hacer que la fabricación estadounidense no sea competitiva».