Corea del Norte destruye una instalación de pruebas de misiles en Kusong

Mundo ethos

Corea del Norte destruye una instalación de pruebas de misiles en Kusong
Foto: Korean Central News Agency/Korea News Service via AP

Corea del Norte ha destruido una instalación de pruebas de misiles balísticos clave en el desarrollo de sus proyectiles de alcance intermedio, que forma parte del centro de pruebas que el régimen norcoreano tiene en la ciudad de Kusong. Así lo ha revelado este jueves el portal especializado 38 North, ligado a la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (Estados Unidos).

Los expertos han contrastado dos instantáneas captadas por satélite, una el 18 de abril y otra el 19 de mayo, tres días antes de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, anunciara la suspensión de sus pruebas nucleares y de misiles intercontinentales. La comparación ha revelado que «la estructura de la plataforma de pruebas ha sido eliminada y la mayor parte de la infraestructura del soporte, derribada». De acuerdo con el análisis, la demolición comenzó en la segunda semana de mayo y concluyó el día 19.

Las instalaciones que han sido desmanteladas son, que se sepa, las únicas que se utilizan para hacer pruebas de lanzamiento de misiles balísticos terrestres y una «pieza clave» en el desarrollo de proyectiles intermedios. Asimismo, dicho emplazamiento también podría haberse usado para probar proyectiles balísticos de mayor alcance, como misiles balísticos intercontinentales, según los expertos de 38 North.

Aunque no se ha detectado ninguna construcción que pueda vincularse a una nueva zona de pruebas, los expertos han advertido de que «no está claro si la destrucción de las instalaciones es una señal de que el Norte está suspendiendo esta parte de su programa de misiles o si planea erigir otras similares en el futuro».

El pasado mes de mayo Corea del Norte demolió túneles e instalaciones de su centro de pruebas atómicas ubicado en Punggye-ri. La destrucción de esta plataforma y el cese de las pruebas atómicas y balísticas por parte de Corea del Norte se han interpretado como una importante concesión de cara a la cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump, que tendrá lugar el día 12 de junio en Singapur y será la primera de la historia que se celebre entre estos dos países, informa Efe.