Corea del Norte anuncia la suspensión de su programa nuclear

General

Corea del Norte anuncia la suspensión de su programa nuclear
Foto: KNCA

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha anunciado este sábado el cese de los ensayos nucleares y de misiles intercontinentales de su país, así como el cierre de las instalaciones de pruebas atómicas, una decisión celebrada por Washington y Seúl. Este anuncio llega a menos de una semana de una cumbre entre Kim y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, en la Zona Desmilitarizada que divide la península coreana, y antes de un encuentro muy esperado entre el líder norcoreano y Trump, que se celebrará probablemente a principios de junio.

El régimen de Pyongyang ha decidido poner fin a las pruebas nucleares y los lanzamientos de misiles balísticos a partir de este sábado -no había realizado ninguno desde noviembre-, y cerrar las instalaciones de pruebas atómicas de Punggye-ri, en el norte del país, según la agencia de noticias norcoreana KCNA.

«Como se ha comprobado la efectividad de las armas nucleares, no necesitamos llevar a cabo más ensayos nucleares o lanzamientos de prueba de los misiles de medio o largo alcance o de los misiles balísticos intercontinentales», ha declarado el joven líder en un mitin del gobernante Partido del Trabajo de Corea, de acuerdo con esta misma fuente. «Las instalaciones nucleares del norte han cumplido su misión».

Apenas unos minutos después de que se difundiera esa información, Trump abrazó en Twitter el anuncio de Kim Jong Un, calificándolo de «muy buena noticia».

Seúl también ha celebrado la decisión de Kim, calificándola de «avance significativo» hacia «la desnuclearización de la península coreana». «Esto creará un entorno muy positivo para el éxito de las inminentes cumbres intercoreana y entre el Norte y Estados Unidos«, ha dicho la oficina presidencial en un comunicado.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha recibido con cautela las declaraciones de Kim Jong Un, pero su ministro de Defensa ha avisado de que Tokio mantendrá su presión sobre Pyongyang. «Celebramos [la decisión norcoreana] como una iniciativa de futuro (…) pero el punto importante es saber si esa decisión llevará al abandono completo del desarrollo nuclear y del de los misiles de manera comprobable e irreversible», ha declarado Abe a la prensa. «Queremos vigilar eso de cerca».

Su ministro de Defensa, Itsunori Onodera, había adoptado poco antes una postura mucho más rotunda. «No podemos estar satisfechos» con la noticia, declaró a la prensa en Washington, alegando que el líder norcoreano, Kim Jong Un, no había mencionado «el abandono de los misiles balísticos de corto y medio alcance».

Por otra parte, China, principal aliado de Corea del Norte, ha acogido con entusiasmo un mensaje que ayuda a «distender» la situación en la península coreana. «China cree que la decisión de suspender los ensayos nucleares y concentrarse en desarrollar la economía y mejorar el nivel de vida de las personas ayudará a distender la situación en la península coreana y a hacer avanzar el proceso de desnuclearización y la búsqueda de una solución política», ha afirmado en un comunicado Lu Kang, portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

Corea del Norte anuncia la suspensión de su programa nuclear

La retransmisión de un programa sobre Corea del Norte en una estación de trenes en Seúl. | Foto: Jung Yeon-je/AFP

Corea del Norte cambia de estrategia

Bajo el liderazgo de Kim, Pyongyang ha logrado rápidos avances tecnológicos en sus programas armamentísticos en los últimos años, provocando duras sanciones por parte del Consejo de Seguridad de la ONU, de Estados Unidos, la Unión Europea, Corea del Sur y otros países.

El régimen norcoreano promovió durante años una política de «desarrollo simultáneo» del ámbito militar y de la economía, ha recordado Kim en el comité central de su formación. Pero ahora que Corea del Norte es un Estado poderoso, «el partido y toda la nación deberían centrarse en el desarrollo de la economía socialista», ha afirmado. «Esa es la nueva política estratégica del partido».

Pyongyang, que en 2017 llevó a cabo su ensayo nuclear más potente hasta la fecha y lanzó misiles capaces de alcanzar el territorio estadounidense, defendió durante años la necesidad de tener el arma atómica para protegerse ante una invasión estadounidense. Sin embargo, el régimen norcoreano ha aceptado negociar sobre esta cuestión a cambio de garantías para su seguridad.

Trump advirtió el pasado miércoles que no dudaría en abandonar el encuentro previsto con Kim si éste no resulta ser «fructífero». «Se ha abierto una vía prometedora para Corea del Norte si lleva a cabo una desnuclearización completa, comprobable e irreversible», declaró el presidente estadounidense, pero avisó que Kim Jong Un debía ser serio en sus compromisos.

Las dos Coreas abrieron por otra parte el viernes un teléfono rojo entre sus dirigentes, a una semana del encuentro entre Kim y Moon. El presidente surcoreano anunció el jueves su intención de lograr la firma de un acuerdo de paz para acabar oficialmente con la guerra de Corea (1950-1953), que se saldó con un acuerdo de armisticio.