The Objective
Publicidad
Cultura

'La cría', la última novela de Pablo Rivero: el lado más oscuro de las redes sociales

El escritor desarrolla el suspense a partir de cosas que a él le inquietan como la repercusión a largo plazo que tendrán las redes sociales en nuestras vidas

'La cría', la última novela de Pablo Rivero: el lado más oscuro de las redes sociales

Foto: Winnie | The Objective

Adriana y Judith viven por y para las redes sociales. Son la madre y la hermana de Lucas, la gran estrella y rey Midas de la familia. Lucas tiene tres años y es el niño más famoso de España, tiene más de un millón de seguidores en redes. El problema es que Lucas ha desaparecido.

La cría es la cuarta novela de Pablo Rivero publicada por la editorial Suma de Letras. Pablo acude a la editorial para su entrevista con THE OBJECTIVE. Le encanta venir aquí y estar rodeado de libros. Está contento, justo anoche le dijeron que va a salir la segunda edición de La cría.

Pablo Rivero es actor conocido por interpretar a Toni Alcántara en la popular serie de televisión Cuéntame cómo pasó. Trabaja también en cine y teatro, sin descuidar su faceta de escritor. La cría es un thriller lleno de giros inesperados con las redes sociales como protagonistas.

LaCria portada
Portada de la novela ‘La cría’ cortesía de Suma de Letras

El libro enfrenta a Adriana, madre del niño desaparecido y obsesionada con las redes sociales, y Candela, la teniente encargada del caso y contraria a la realidad digital paralela en la que vive la familia del niño desaparecido. 

La cría está dedicada a todos los menores que hayan sido víctimas de algún tipo de violencia «porque los menores en este libro son todos víctimas», recalca Pablo.

Disfrute y reflexión

La cría es una novela que engancha pero es algo más: Pablo Rivero invita a hacer una reflexión constante sobre el mundo en que vivimos. La idea del libro nació hace unos seis años, cuando Pablo empezó a utilizar las redes sociales con asiduidad y se dio cuenta de la dedicación que conllevan. «La idea de hasta dónde se puede llegar para conseguir seguidores fue el motor de arranque. Algo tan común como terrorífico», escribe. «Porque esto es un mundo de locos, hay gente que se pone en las vías de un tren o salta desde una cornisa y claro, muchos se han matado», cuenta. También deja por escrito que no pretende que su novela sea una lección de nada, simplemente quiere poner el tema sobre la mesa. «Me doy con un canto en los dientes si al menos hago a los padres pensar en ello y estar alerta cuando detecten algún peligro para sus hijos».

«La idea de hasta dónde se puede llegar para conseguir seguidores fue el motor de arranque. Algo tan común como terrorífico»

Aunque La cría esté inspirada en la realidad, no hay que olvidar que se trata de un thriller y por eso los personajes muchas veces están llevados al extremo, explica su autor. «Siempre escribo el libro que a mí me gustaría leer. A mí me gusta mucho el género, que me tenga en vilo», cuenta Pablo. «Intento crear ese suspense o ese terror a partir de cosas de mi día a día, cosas que me inquietan y una de esas cosas es la repercusión que tienen las redes sociales a largo plazo. Luego también veo lo que hace la gente que conozco con sus hijos y me planteo, me cuestiono, así que intento plantear ese debate que a mí me crea inquietud y lo transformo en novela negra».

PabloRivero Winnie02
Pablo Rivero en Penguim Random House leyendo el libro que lleva en su mochila: ‘El mentiroso’, un thriller de Mikel Santiago | Foto: Winnie | The Objective

Pablo explica que enfrenta a dos mundos reflejados en dos mujeres: el mundo de los supuestos triunfadores y el de los marginados. Nadie tiene la fórmula para acertar en lo relacionado con el uso de las redes, reconoce, pues hay ocasiones donde las obsesiones han servido para desarrollar vidas plenas. Por ejemplo, su hermano era un fanático de los videojuegos y ahora es programador y le va muy bien. Él también tenía sus obsesiones, sobre todo con la novela negra y el terror, y ahora las escribe. «No hay fórmulas, pero siempre creo que en el punto medio está la virtud», dice.

«Intento crear ese suspense o ese terror a partir de cosas de mi día a día, cosas que me inquietan y una de esas cosas es la repercusión que tienen las redes sociales a largo plazo».

Pablo se ha planteado alguna vez cómo se sentiría si todas sus fotos de pequeño fueran públicas o sus vídeos de VHS. El sharenting (share + parenting) es clave en esta novela: «Es el término que se usa para definir el fenómeno cada vez mayor mediante el cual los padres publican fotos, audios, vídeos y demás imágenes de sus hijos en sus redes sociales sin ninguna consideración de seguridad y privacidad», explica el personaje de Candela. Adriana había compartido su embarazo y parto en Instagram, y en cuanto nace el pequeño Lucas le hace un perfil propio. El propio libro te explica lo que es el nacimiento digital: «Muchos niños nacen antes en las redes sociales que en la realidad: se calcula que un 23 por ciento de las parejas ya suben fotos de las ecografías de sus hijos. La edad media en la que los niños aparecen por primera vez en una red social es de seis meses, y muchos de ellos tienen su propio perfil en redes sociales, creado por los padres».

Este y otros datos que aparecen en el libro son reales, cuenta Pablo. «Sobre todo lo que a mí me preocupa es que con las redes sociales no tenemos la visión a larga distancia de lo que puede suceder», cuenta. «Lo que está claro es que todos estamos todo el rato pendientes y crean borregos, estamos todos como tontos, incluido yo».

Exposición y sorpresa

Pablo tiene miles de seguidores en Instagram y sabe de lo que habla. En el libro muestra lo que no se ve de las redes: lo que tarda, por ejemplo, Adriana en hacer una foto perfecta del desayuno. Y luego hay que retocarla, preparar el texto, pensar el mejor momento para compartirla. Y todo esto si no hay una marca detrás, en cuyo caso la marca tendrá que ver foto y texto una y otra vez hasta que da el visto bueno para su publicación.

Pablo no solo tiene una parte de su vida expuesta en Instagram, sino que como actor lleva años conviviendo con la exposición pública ya antes de que las redes sociales existieran. «El tema de la imagen va implícito con mi profesión. Yo estoy como muy punky en este sentido, hace siglos que no voy a un estreno, hace siglos que no pido ropa en un showroom. Y todo eso luego te pasa factura, te quedas un poco fuera. Pero te lleva mucha energía y mucho tiempo, y yo no lo tengo: corrigiendo un libro, 20 capítulos de la serie, siendo padre… es que no me da. Pero al final como actor es una imagen lo que tienes que transmitir. Yo lo he hecho y si se fijan las marcas en ti, pues invierten y entonces te pones de moda, y si te pones de moda te llaman más. Es una rueda», explica.

PabloRivero Winnie01
Pablo Rivero, autor de la novela negra ‘La cría’ fotografiado por Winnie | The Objective

La cría recoge temas que han acompañado al ser humano prácticamente desde siempre: la importancia de la imagen, el sensacionalismo y el cotilleo, la responsabilidad sobre nuestros actos o el afán de algunos padres por que sus hijos cumplan sus sueños en lugar de los suyos propios. Pablo ha visto a niños que disfrutaban en pruebas de casting y otros a los que no les hacía ninguna gracia. Amigos directores de casting le han contado que sigue habiendo niños obligados por sus padres, niños a los que les prometen una videoconsola a cambio de ir al casting. Al final los grandes temas están ya inventados, como dice Pablo. «Por eso es importante que cada uno le dé una vuelta de tuerca», explica. Estas vueltas de tuerca implican que todos sus personajes tienen secretos. «A la hora de construirlos para mí no existe el bueno y el malo, todos tenemos colores y es ahí donde la gente se sentirá identificada y donde también tú como autor puedes acercarte de una manera más honesta a un personaje. Para mí es interesante dar matices, sobre todo a personajes que parece que juzgo más y que sentencio».

«Lo que a mí me preocupa es que con las redes sociales no tenemos la visión a larga distancia de lo que puede suceder».

Cuando escribió su primera novela no lo pensó, pero desde la segunda ha ido incluyendo a personajes de sus diferentes libros en pequeños papeles. En esta también pasa. Son cuatro libros independientes pero quien ha leído todos aprecia estos guiños del autor a distintos personajes que han tenido papeles más protagonistas en otras novelas. Sus lectores habituales disfrutan de este juego: volver a encontrarte con un personaje conocido e intuir por dónde va su vida en el momento del libro actual. Además de este juego con sus lectores, el objetivo de Pablo es conseguir esos giros, esas vueltas de tuerca. «Intento darle varias capas, que si tú te imaginas algo, por lo menos que no sea todo», explica. Le gusta sorprender a los lectores con sus finales. «Yo mismo me sorprendo porque me salen cosas que no había planeado y poder transmitir esa sorpresa para mí es importante. Siempre pienso una historia y luego al final salen tantas cosas…».

Pablo Rivero va a estar en Sant Jordi y en las ferias del libro de Madrid, Málaga, Zaragoza, Valencia y Bilbao. Está deseando que llegue el momento porque le encanta el trato directo con los lectores. «Es que si no es muy frío porque tú sacas el libro y ya. Por eso yo las redes sociales las utilizo para tener contacto, a mí todos los días me escribe alguien hablándome de los libros. Me gusta ese contacto y además me sirve porque yo testeo, les pregunto cosas», concluye.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D