Publicidad

Deportes

Mbappé, Haaland y el nuevo Bernabéu: el madridismo se prepara para un histórico 2022

El madridismo se prepara para un 2022 que promete ser histórico

Mbappé, Haaland y el nuevo Bernabéu: el madridismo se prepara para un histórico 2022
Obras del Santiago Bernabéu.|Europa Press

En el Real Madrid existe la certeza de que algo grande va a suceder en el año 2022. El gigante blanco es un club donde cada detalle se mide con precisión de cirujano. Los fichajes, las cuentas, los mensajes al exterior, todo. Pero hay convicciones que son difíciles de ocultar y nos encontramos ante uno de estos casos. La estrella en ciernes, Vinicius, lo proclama a los cuatro vientos en la portada de Marca: «2022 va a ser el año del Real Madrid». Al mismo tiempo el hijo pródigo, Ancelotti, se desmelena en el diario As: «Claro que Haaland y Mbappé querrían jugar en el nuevo Bernabéu». No, no lo dicen por decir. Y no es casual. En todos los órdenes de la institución se tiene la misma creencia: «El Madrid se encuentra ante una nueva etapa, un momento histórico, de cambio». Y todo va a suceder en 2022. El nuevo estadio ejercerá como grandiosa metáfora de los nuevos tiempos. Será la perfecta línea argumental para acometer el fichaje de Mbappé y hacer reverdecer el poderío del rey de Europa frente a los nuevos ricos de la península arábiga. Ojo, porque desde Chamartín tampoco se descarta la operación Haaland. Si todo lo que el Madrid tiene en mente se cristaliza más que un «aquí estoy yo» será tanto como decir alto y claro «nunca me fui».

La joya de la corona

La nueva era blanca orbita en torno a la figura del nuevo Santiago Bernabéu. El templo merengue estará listo justo dentro de un año, a finales de 2022. Techo retráctil, marcador 360º, bares, restaurantes y terreno de juego convertible mediante un novedoso sistema. Seis planchas de césped dormirán en el subsuelo tras cada encuentro. 35 metros de agujero que alojará y mimará el verde vikingo antes de cada función. Mientras el espacio superior estará totalmente habilitado para su explotación. Desde el club calculan que «podrían rondar los 300 días de uso«. Conciertos, partidos de tenis, de baloncesto e incluso hockey o fútbol americano, convenciones culturales, de e-sports… Un sinfín de utilidades que proporcionarán importantísimos beneficios económicos.

Florentino Pérez lo vio claro rápidamente. La reforma del estadio era innegociable, el Bernabéu se estaba quedando obsoleto. Su remodelación le daría un aire refrescante y reconocible y su explotación le permitiría competir de tú a tú con los clubs-estado catarís. Las estimaciones iniciales desde el club calculaban unos «150 millones de beneficios al año» por el rendimiento del nuevo recinto. Hoy consideran que seguramente «nos quedamos cortos con las estimaciones». Buenas noticias para el Madrid y nuestra Liga. Malas para los emires del PSG y el City.

Todo el madridismo espera a Kylian Mbappé

Si construyes un nuevo castillo necesitas un monarca que lo gobierne con puño de hierro y el elegido es Kilyan Mbappé. Quedan tres días para poder negociar a pecho descubierto con la estrella francesa y en Valdebebas, siempre en privado, trasladan convencidos que el deseo del de Bondy por vestir de blanco permanece inalterable. Al mismo tiempo, Leonardo, director deportivo del PSG, torna su chulesca actitud veraniega en resignada aceptación: «Lo de Mbappé es una situación complicada. Puedo decir que hubo momentos en los que discutimos con más entusiasmo (su renovación) ambas partes». Reconocía el brasileño haces unos días a Europe 1. 

Es importante recalcar que el cruce PSG vs Real Madrid que ha deparado el bochornoso sorteo de la Champions no acelera la operación. Más bien la ralentiza. «Lo cual no significa que la ponga en peligro», me insisten mis fuentes blancas, sabedoras de que firmar antes de la eliminatoria supondría una «presión extra para el jugador». Una tensión añadida que le quieren evitar al internacional francés. La corrección institucional del Madrid se maneja así y no pretenden dar ni un solo paso en falso.

Haaland es la guinda perfecta

Si al Nuevo Bernabéu y el fichaje de Mbappé le sumamos la posible llegada de Haaland podríamos equiparar el verano de 2022 a aquel del 2009 cuando regresó Florentino y presentó a Cristiano, Kaka, Benzema y Xabi Alonso (entre otros) de una tacada. Lo del noruego de blanco no es una quimera. Hans Joachim Watzke , CEO del Borussia Dortmund lo asegura en Bild: «Lo único que sé es una garantía de que el Real Madrid está muy interesado en él. Lo sé con certeza». 

Suscribo las palabras del germano. La cuestión es cuándo. En el Madrid no descartan la contratación de Erling Haaland para este mercado veraniego pero algunas voces reconocen «que en 2023 sería el momento ideal«. Esta vía tiene sus pros y sus contras. Lo positivo es que no atosigas a tu jugador insignia, Karim Benzema, mientras preparas una transición dulce en la delantera. Lo negativo es que se te pueden adelantar. En cualquier caso el Madrid cuenta con la capacidad económica para acometerlo (si quiere) el próximo mes de junio y además, se guarda una carta fundamental en la partida: sus excelentes relaciones con el Borussia Dortmund con el que no ha dejado de cerrar operaciones las últimas temporadas.

El aficionado merengue vuelve a sonreír como no lo hacía desde la marcha de Cristiano. Mbappé, Haaland y el nuevo Estadio Santiago Bernabéu. Una fábrica de alegrías, un imperio de ilusiones. El madridismo se prepara para un 2022 que promete ser histórico.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D