The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Francia

Grupos de Guardias civiles esperan que Josu Ternera ayude a esclarecer crímenes sin resolver

Redacción TO
Última actualización: 16 May 2019, 9:56 pm CET
Foto: Bob Edme | AP

El ex jefe político de ETA José Antonio Urrutikoetxea, conocido como Josu Ternera, ha sido detenido este jueves en Francia como fruto de una operación de la Guardia Civil y la Dirección General de Seguridad Interior de Francia. El exdirigente de ETA llevaba fugado desde hacía 17 años, según ha informado el Ministerio del Interior en un breve comunicado.

Josu Ternera ha sido detenido en la localidad de Sallanches, en los Alpes franceses, a primera hora de la mañana. Tras ser detenido en el parking de un hospital, a donde se dirigía para ser tratado por un cáncer que le fue diagnosticado hace años, ha sido hospitalizado.

El histórico dirigente de ETA ingresará directamente en una prisión francesa para cumplir una pena de ocho años a la que fue condenado en 2017 por su papel como miembro del aparato político de la banda terrorista. Al haber sido condenado en un juicio en rebeldía, en el que no estuvo presente, el detenido podrá presentar un alegato para que el proceso judicial se repita o bien aceptar la pena.

Mientras cumple condena en la cárcel en Francia, la Audiencia Nacional española podría revisar si tiene elementos acusatorios en su contra para abrir una causa y solicitar eventualmente una entrega temporal a las autoridades francesas.

Las asociaciones de guardias civiles han celebrado su detención y han confiado en que contribuya a esclarecer alguno de los más de 300 crímenes de la banda aún sin resolver. Así, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha valorado la detención y ha reiterado su deseo de que la Justicia “alcance a todos aquellos relacionados con cualquier acto de terrorismo”. Esta asociación asegura que los guardias civiles “todavía están lejos de poder llevar una vida normalizada en muchas localidades del País Vasco y Navarra”.

En el año 2002, la Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió que Josu Ternera fuera imputado por el atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza en 1987. Debido a su condición de parlamentario, su causa fue derivada al Tribunal Supremo, que le citó el 6 de noviembre del mismo año. El etarra no acudió a la cita, ni compareció el 14 de noviembre, tras lo que se dictó una orden de busca y captura internacional contra él. Desde entonces, permanecía en paradero desconocido.

Josu Ternera, nacido en Miravalles, en Vizcaya, el 24 de diciembre de 1950 está considerado, al igual que José Ignacio de Juana Chaos, como uno de los históricos miembros de la banda etarra huidos.  Vinculado con todos los intentos de negociación desarrollados por la banda terrorista, fue el protagonista del comunicado de mayo del pasado año en el que ETA anunció su disolución.

Dos años después de asumir el papel de número uno de ETA, fue detenido en Bayona, en Francia, en 1989 y fue condenado a diez años de prisión por la Justicia francesa, que lo entregó a España en 1996. La Audiencia Nacional lo mantuvo preso por el sumario de Sokoa hasta que el Supremo ordenó su puesta en libertad el 14 de enero del año 2000 al entender que por esos hechos ya había sido juzgado y condenado en Francia.

Mientras se encontraba en prisión, fue elegido diputado en el Parlamento vasco por Euskal Herritarrok (EH), incluso miembro de la comisión de Derechos Humanos de esa Cámara, y concejal en Ugao-Miravalles, su pueblo natal.

Cuando el Tribunal Supremo  lo citó a declarar en noviembre de 2002 por el atentado de ETA contra la casa cuartel de Zaragoza, el etarra no se presentó en ninguna de las dos ocasiones y desde entonces se encontraba en paradero desconocido y estaba en la lista de las personas más buscadas de Interpol. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha felicitado a la Guardia Civil y al servicio de inteligencia francés por la detención y ha mandado “un abrazo a todas las víctimas del terrorismo” a través de su cuenta de Twitter.

Por otra parte, la presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo, Maite Araluce, ha dicho que muchas víctimas estarán ahora más tranquilas tras la detención de Josu Ternera. “Estamos muy contentos, pues ya era hora que se le detuviera pues al margen de las causas que tiene pendientes con la justicia es un símbolo de ETA”, ha dicho.