La DGT estudia aumentar a entre 4 y 6 puntos la sanción por usar el móvil al volante

Lifestyle

La DGT estudia aumentar a entre 4 y 6 puntos la sanción por usar el móvil al volante
Foto: Alexandre Boucher

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha anunciado que el Gobierno estudia subir de tres puntos a “entre cuatro y seis” la sanción por distraerse con el teléfono móvil mientras se conduce. “Desde 2016, las distracciones son la principal causa de accidentes mortales por delante del alcohol y la velocidad”, ha dicho en una entrevista en Cadena Ser. “Esto de las distracciones tiene un nombre: el uso excesivo e inadecuado del móvil”, ha añadido. “No es un problema nuestro, está generalizado en toda Europa y hay que darle la visibilidad y la importancia que tiene”, ha señalado Navarro.

El director de la DGT ha asegurado también que “es mucho más nocivo hablar con el manos libres por la distracción que supone para la cabeza tener el móvil en la mano”. Considera
que el manos libres “no ha sido una buena idea” pero “la novedad, la tecnología y las empresas que hay detrás nos pasó por encima a todos”, ha dicho.

Para evitar esta distracción, considera necesario que los fabricantes de móviles instalen un “modo coche”, porque “tienen una cierta responsabilidad todos los que están alrededor de este negocio”. «Los que se ganan la vida con la telefonía móvil van a tener que mover ficha, es aquello que se llama responsabilidad social corporativa”, ha señalado.

Además, ha criticado que el sector de los navegadores no haya escuchado las peticiones de la DGT para que los aparatos no permitan escribir una dirección con el coche en marcha. “Lo sugerimos, pero es tal la potencia de la industria, que no pudimos”, ha lamentado.

Respecto a la tasa de alcohol, Navarro ha explicado que la DGT no se plantea reducir el nivel permitido, pues en otros países “no les ha dado resultado”. Ha hecho referencia a países como Suecia, Reino Unido y Holanda, recordando que “tienen la misma tasa que nosotros”.

Otro tema que ha tratado Navarro ha sido los chalecos reflectantes, a los que se plantea buscar una alternativa porque “en los últimos dos años 25 personas han muerto al salir a la carretera por una avería o incidencia”.