The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Indonesia

Dos hombres acusados de mantener relaciones sexuales se enfrentan a 80 latigazos en Indonesia

Redacción TO
Última actualización: 14 Dic 2018, 6:27 pm CEST
Foto: Heri Juanda | AP Foto

Los fiscales de la sharia de la provincia de Aceh, Indonesia, piden a las autoridades judiciales 80 latigazos para dos homosexuales después de que los vecinos les grabaran manteniendo relaciones sexuales. Este nuevo suceso se suma al extremismo en alza en un país que ya ha logrado encarcelar a un gobernador, de minoría cristiana, por blasfemar contra el Corán.

El fiscal principal, cuyo único nombre es Gulmaini, ha dicho este miércoles que los dos hombres, de 20 y 23 años, han confesado mantener una relación homosexual de la que la acusación tiene pruebas irrefutables. La pareja fue arrestada a finales de marzo después de que varios vecinos  denunciaran su homosexualidad a la policía y entraran en la habitación que los dos jóvenes tenían alquilada para impedir su huida. En las imágenes grabadas, que circularon por las redes más tarde, se muestra la angustia de uno de los hombres pidiendo ayuda por teléfono mientras al otro le empujan repetidamente contra la pared.

Si el tribunal les declara culpables, la pareja sería la primera en recibir latigazos desde que se aprobara la sharia en la provincia de Aceh hace ya dos años. Aceh es la única región de mayoría musulmana que practica la sharia en toda Indonesia, una concesión del gobierno para terminar la larga guerra con los separatistas islámicos.

La buena reputación de Indonesia en cuanto a la práctica del Islam moderado se ha puesto en duda este último año debido a los ataques perpetrados contra las minorías religiosas de la provincia, la persecución de homosexuales y la nueva campaña electoral del próximo gobernador de Yakarta, que ha puesto de relieve la creciente fuerza de los grupos islámicos de línea dura.

El martes el gobernador saliente de Yakarta, de una minoría cristiana, fue condenado a dos años de prisión por blasfemar contra el Corán. En Aceh, el panel de la corte de la sharia se compone de tres jueces que darán a conocer su veredicto la semana próxima. Además de esto, el tribunal también tiene pendiente el juicio contras dos chicas acusadas de homosexualidad por abrazarse en público en 2015.

Gulmaini ha declarado que los hombres no han aceptado el abogado defensor propuesto por el tribunal, pero se ha negado a admitir que en casi todos los casos que llegan hasta el tribunal el veredicto es de culpabilidad.

El código de la sharia permite hasta 100 latigazos por delitos de moralidad incluyendo el sexo homosexual, el adulterio, el juego, el consumo de alcohol o el uso de ropa ajustada en mujeres.

Human Rights Watch ha pedido a las autoridades la liberación inmediata de la pareja. “La privacidad de estos hombres se ha invadido de la manera más terrible y humillante y ahora deben afrontar la tortura pública por un crimen de orientación sexual”, ha escrito la organización en una nota de prensa el mes pasado.