Publicidad

Economía

El Mobile World Congress sigue adelante, pero asume que será casi totalmente virtual

Las empresas están trabajando en un escenario de presencialidad, pero siempre con eventos ‘online’ que permitan llegar a todos sus públicos

El Mobile World Congress sigue adelante, pero asume que será casi totalmente virtual
John Hoffman, consejero delegado de la GSMA, durante la presentación del MWC de 2021.|Europa Press

El Mobile World Congress de Barcelona (MWC) vuelve a estar en entredicho tras la renuncia de Sony a participar en la feria y ante el temor de que esto genere una oleada de bajas por tercer año consecutivo. Y todo en medio de la irrupción de la variante ómicron que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), contagiaría a la mitad de los europeos en seis a ocho semanas.

Sin embargo, tanto los organizadores como las entidades involucradas se han apresurado en confirmar que el evento sigue adelante en las fechas indicadas y dentro de la vuelta a la nueva normalidad. Aunque asumen que esto podría significar que el MWC se realice nuevamente de manera casi totalmente virtual.

Las fuentes del sector consultadas por THE OBJECTIVE indican que -a pesar de las bajas que pudiesen sumarse a Sony- la idea es realizar el MWC con una presencia mucho mayor que en 2021, donde reunieron a 40.000 personas y a un 20% de su capacidad total. En esta oportunidad, se reconoce que habrá menos expositores y visitantes que en una edición normal (110.000 asistentes en 2019), pero intentando que sea lo «más presencial posible».

En este punto, fuentes del sector empresarial indican que se está trabajando en un escenario de presencialidad, pero siempre con eventos virtuales que permitan llegar a todos sus públicos, incluso a los que no puedan asistir a causa de la pandemia. Es por ello que la GSMA -organizador y patronal de las operadoras de telecomunicaciones- ya asume que esta feria puede volver a ser casi en su totalidad virtual, como ya pasó en 2021.

Ultimátum del Mobile World Congress

Desde la organización consideran que hacer la feria entre el 28 de febrero y el 3 de marzo como está organizado originalmente es la única manera de que el Mobile World Congress recupere la credibilidad internacional y están dispuestos a asumir una presencia reducida de asistentes como daño colateral.

Esta diario ya contó que la GSMA dio un ultimátum a las autoridades y a las empresas indicando que, si no se realizaba este año en las fechas propuestas, la feria corría el riesgo de no volver a Barcelona. Esto ha llevado al Gobierno, al Ayuntamiento de Barcelona y a la Generalitat de Cataluña a garantizar su realización en febrero.

El nuevo contrato de la feria para extender su presencia en Barcelona debe comenzar a negociarse este 2022, uno de los principales argumentos de la GSMA para presionar a las operadoras de realizar el MWC este año y lo más cercano a la nueva normalidad.

La última prórroga se hizo en verano de 2020 y pocos meses después de la primera cancelación, dejando al MWC en la Ciudad Condal hasta 2024, una compensación por no realizarlo en 2020 y un año más de lo acordado en 2015 cuando se pactó una prórroga para el periodo 2019-2023.

Baja de Sony

De hecho, la GSMA ha defendido la realización del MWC dos veces esta semana. El lunes y a ocho semanas del pistoletazo de salida, indicó que sólo consideraría un cambio en sus planes «bajo la decisión de las autoridades españolas». Y tras conocerse la deserción de Sony el jueves volvió a reaccionar mostrándose «sorprendida por los comentarios realizados».

«Desde GSMA seguimos centrados en organizar un evento imprescindible para todos los asistentes. Lo hacemos con el abrumador apoyo de la industria, España, Cataluña, Barcelona y todos los actores de la Ciudad Condal involucrados. Hemos demostrado nuestra capacidad para ofrecer un entorno seguro con un plan de salud y seguridad líder en la industria, Commited Community, y tres eventos exitosos en 2021», indicaron.

Y es que la GSMA fía el éxito del Mobile World Congress a la seguridad sanitaria . En 2021 lograron crear un entorno seguro con PCR diarias a todos los asistentes y este año el protocolo se reforzará con la exigencia de certificado covid para quienes lleguen a la Fira de Barcelona.

Consideran que el estado de la vacunación en España, superior al 80% en el país y al 90% para la población adulta es el mejor cortafuegos contra la variante ómicron. Una situación que impediría brotes masivos y saturación de los hospitales si se produjese una crisis.

CES de Las Vegas

Una última carta que la organización se guarda bajo la manga es la realización del CES en Las Vegas hace unos días. La feria tecnológica estadounidense logró reunir a toda la industria en un formato híbrido y en plena ola de ómicron. De hecho, y pese a que la asistencia fue inferior a la esperada, la mayoría de los expositores mantuvieron sus convocatorias y eventos aunque fuese de manera virtual.

«A los que han ido de manera presencial a Las Vegas les costaría mucho justificar una ausencia en el Mobile World Congress de Barcelona y más considerando que a finales de febrero ya estaremos en una etapa de remisión de contagios de ómicron», indica un directivo de una empresa que espera participar con normalidad en el MWC de 2022.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D