The Objective
Publicidad
Economía

La CEOE propone una subida salarial del 8% en dos años tras rechazar la propuesta sindical

El órgano de los empresarios considera “inaceptable” la proposición de subir los sueldos durante tres años por los posibles efectos adversos sobre la economía

La CEOE propone una subida salarial del 8% en dos años tras rechazar la propuesta sindical

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, durante una reunión de la Mesa de Diálogo Social. | Isabel Infantes (EP)

Se enfría la posibilidad de un pacto de rentas entre patronales y sindicatos, al menos en lo que atañe a los salarios. La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) va a proponer a los sindicatos, dentro del acuerdo para renovar la negociación colectiva, una subida salarial del 8% entre los años 2022 y 2024. Así lo han confirmado a Europa Press fuentes empresariales, que han considerado «inaceptable» en una reunión interna este viernes la propuesta plantead por los sindicatos por sus posibles consecuencias indeseadas sobre la economía.

Fuentes de la patronal han explicado a Efe que la propuesta no es aceptable porque indexa los salarios al IPC año a año, una fórmula que ademas de correr el riesgo de integrarse de cara al futuro, podría contribuir a los efectos de segunda ronda por la inflación. Según las mismas fuentes, la última propuesta de UGT y CCOO recogía una subida del 3,4% para 2022.

Para 2023, la recomendación salarial propuesta por los sindicatos era del 2,5% a lo que se sumaría una parte variable con la evolución del IPC de 2022 hasta llegar a un mínimo del 3%. Un esquema que se repetiría para 2024, con un alza del 2% y un variable en función de la inflación de 2022 y 2023 con un mínimo del 2,25%. Esto supondría repartir el impacto de la inflación de 2022 en varios ejercicios. Para 2025, el esquema vincula el alza al dato del IPC de diciembre de 2024 más un 0,25 % adicional.

Por el contrario, la propuesta de la patronal, adelantada este viernes por Expansión, contempla una subida salarial del 3,5% para este año, del 2,5% para 2023 y del 2% para 2024, en línea con la moderación de la inflación que se espera para los próximos ejercicios. Esta fórmula estaría en un principio muy alejada de la inflación media estimada para este año, por lo que supondría una pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores, pero a medio plazo mejoraría las tasas medias previstas por el Banco de España para los próximos dos años.

En la propuesta de la patronal se condicionan estas cifras a que sean compatibles con el mantenimiento y la creación de empleo y demandan también que dichos incrementos se incorporen en las licitaciones públicas. Para la CEOE, en el actual contexto de precios elevados, indexar los salarios a la inflación no es aceptable, mientras que los líderes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente, han avisado de que no aceptarán devaluar los sueldos, ya que la única manera que tienen los trabajadores de soportar el aumento del IPC es mejorando sus salarios.

Acercar posturas tras Semana Santa

Tras haberse reunido los agentes sociales de manera discreta esta semana, la CEOE ha mantenido este viernes una reunión interna en la que ha debatido esta propuesta en aras de intentar cerrar un acuerdo que sería el V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC).

Previsiblemente los agentes sociales volverán a verse para tratar de acercar posturas después de Semana Santa, si bien la intención de la patronal es, si no se consigue cerrar un acuerdo, hacer una recomendación salarial apoyada en un consenso de previsiones de evolución de la inflación subyacente. Esta recomendación salarial pactada en los AENC, habitualmente para varios ejercicios, sirve de guía para la negociación de los convenios.

Patronal y sindicatos arrancaron las negociaciones de este nuevo AENC a finales de enero con todo el semestre por delante. El estallido de la guerra de Ucrania y las presiones inflacionistas situaron la evolución de los salarios en el marco del pacto de rentas que el Gobierno ha querido abordar como respuesta a la complicada coyuntura económica.

En este sentido, los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, abogan por un pacto salarial que incluya una subida más moderada que la inflación y una cláusula de garantía que compense a fin de año el poder adquisitivo de los trabajadores, ante una CEOE que pide prudencia porque «las empresas también están asfixiadas».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D