El 60% de los casos de coronavirus se concentran en zonas con temperaturas de entre cinco y quince grados, según un estudio

Futuro

El 60% de los casos de coronavirus se concentran en zonas con temperaturas de entre cinco y quince grados, según un estudio
Foto: FRANCK ROBICHON

El 60 % de los casos confirmados de COVID-19 en el mundo se dan en zonas con temperaturas de entre cinco y quince grados centígrados, según un estudio realizado por la Universidad de Lanzhou (China) del que se hace eco hoy la prensa estatal. El objetivo del estudio era esclarecer los parámetros ambientales en los que el coronavirus sobrevive para poder comprender sus patrones globales de propagación.

El grupo de investigadores asegura también que casi tres de cada cuatro casos (73,8 %) confirmados se concentra en regiones donde la humedad absoluta oscila entre los tres y los diez gramos de vapor de agua por metro cúbico de aire.

Otro factor tratado es la concentración de dióxido de nitrógeno en la atmósfera, relacionada con la actividad industrial y el tráfico rodado: cuando este indicador empieza a reducirse, implica que las medidas restrictivas aplicadas por las autoridades están teniendo efecto y, por tanto, coligen los investigadores, se puede predecir una caída de los contagios catorce días después.

Para llegar a las citadas conclusiones, los investigadores se basaron en los datos de unos 3,75 millones de datos confirmados en 185 países entre el 21 de enero y el 6 de mayo.

Entre los descubrimientos destaca que el coronavirus parece estar propagándose hacia latitudes más altas y que hay zonas climáticas en las que su concentración crece significativamente tanto en el entorno como en la superficie de los objetos. Los investigadores advierten de que la pandemia se podría propagar de forma cíclica y que se podrían volver a registrar rebrotes en grandes ciudades situadas en latitudes medias el próximo otoño.

No obstante, uno de los autores del artículo científico, Huang Zhongwei, ha alertado de que no se puede confiar en la conjetura de que el brote de la COVID-19 se detenga por un aumento en las temperaturas.

Basándose en sus conclusiones, este equipo científico ha creado una página web en la que publican predicciones de cómo evolucionará la pandemia a nivel mundial y desglosada por países. A nivel global, la perspectiva es que siga aumentando el número de casos registrados, pasando de unos 127.000 contagios detectados el 1 de junio a casi 250.000 el último día de ese mes.

Por ejemplo, en el caso de España se espera que entre hoy y el último día de este mes se confirmen otros 7.126 casos, mientras que en junio la “curva” de contagios continuaría manteniendo una tendencia descendente, ya que el pronóstico es que se detecten 1.088 casos el 1 de junio, cifra que iría bajando hasta los 603 del día 30 de ese mes.

Las previsiones son mucho menos halagüeñas para Brasil, donde el equipo cree que la “curva” seguirá tendiendo a la elevación y que, a lo largo del próximo mes, la media de nuevos contagios registrados al día rondará los 40.000.

En Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia, la detección de nuevos contagios en junio rondará los 30.000 diarios según este modelo predictivo, que, en el caso de México pronostica que empezaría el sexto mes del año registrando algo menos de 4.000 casos diarios a superar los 10.000.

En el caso de China, donde comenzó la COVID-19 y donde las autoridades aseguran tener el brote bajo control, la previsión es que en junio no haya de media más de un nuevo contagio detectado al día.