El ataque contra una sinagoga en Alemania fue retransmitido en directo en Twitch

Mundo ethos

El ataque contra una sinagoga en Alemania fue retransmitido en directo en Twitch
Foto: José M. Rincón

El ataque contra una sinagoga en la ciudad alemana de Halle, que ha provocado la muerte de dos personas, fue retransmitido en directo durante 35 minutos en la plataforma de streaming de videojuegos Twitch.

En el momento de la publicación, el vídeo fue visto por cinco personas y más tarde unas 2.200 personas pudieron ver su versión grabada antes de que la plataforma eliminara la grabación 30 minutos después, según ha informado la propia plataforma en Twitter.

La plataforma asegura que el vídeo no aparecía en ninguna de las recomendaciones de la página, sino que los usuarios lo compartieron a través de otros servicios de mensajería, según su investigación.

La cuenta desde la que el atacante emitió en directo había sido creada hace unos meses y solo había intentado hacer una transmisión en vivo antes de llevar a cabo el ataque.

“Una vez que el vídeo fue eliminado, lo hemos compartido con un consorcio de la industria para que nos ayuden a prevenir la proliferación de este contenido. Nos tomamos esto extremadamente en serio y estamos comprometidos a trabajar con compañeros de la industria, las autoridades y cualquier agente importante para proteger a nuestra comunidad”, ha dicho Twitch.

En el vídeo, el atacante de Halle se presenta en inglés: “Hola, me llamo Anon”, dice, tras lo que lanza una serie de comentarios antisemitas y asegura que “el Holocausto nunca existió” y que “el origen de todos los problemas son los judíos”. Además, también carga contra el feminismo y “la inmigración masiva”.

Tras esto, arma un fusil y comienza a circular en su vehículo con la radio encendida. Después de aparcar cerca de la sinagoga, intenta abrir la puerta y, al no lograrlo, intenta trepar la pared del recinto del cementerio contiguo al lugar de culto.

La primera víctima es una mujer de 50 años a quien dispara tres veces por la espalda después de que esta le preguntara qué ocurría. Enfadado por no lograr derribar la puerta de la sinagoga, se dirige a un restaurante turco y comienza a disparar contra el establecimiento, donde se cobra la segunda víctima mortal. Además, dos personas están heridas de gravedad tras el ataque.

Finalmente, intenta marcharse en su vehículo pero un coche de Policía le bloquea el paso y, aunque dispara varias veces contra los agentes y logra huir, los agentes anunciaron su detención durante la noche del miércoles.