El gobierno filipino de Duterte impone una estricta ley antitabaco

Sociedad

El gobierno filipino de Duterte impone una estricta ley antitabaco
Foto: HANDOUT

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha firmado una orden ejecutiva por la que se endurece la prohibición de fumar en público, reforzando así algunas de las medidas antitabaco ya existentes, consideradas de las más duras en Asia.

Duterte, famoso por librar una brutal guerra contra las drogas en la que han muerto miles de personas, prometió inmediatamente después de convertirse en presidente el año pasado introducir una ley antitabaco como parte de un paquete de medidas dirigidas a establecer un mayor orden en la sociedad, según sus premisas.

Fumar y vender cigarrillos estará prohibido en todos los lugares públicos cerrados, así como a menos de 100 metros de las escuelas, parques y otras áreas donde haya menores, según la orden publicada este jueves y que entrará en vigor dentro de dos meses.

Filipinas ya cuenta con una ley que prohíbe la publicidad del tabaco y fumar en el interior de los lugares públicos, y otra normativa que exige la presencia de imágenes explícitas en los paquetes de cigarrillos alertando sobre los riesgos del tabaco para la salud. También hay fuertes impuestos sobre el tabaco en el país asiático.

Otras medias llamativas aprobadas por el presidente filipino incluyen la prohibición de cantar karaoke por la noche y el toque de queda a para el consumo de alcohol en público a partir de las 2.00h de la madrugada, aunque aún ninguna de estas medidas ha entrado en vigor aún.