The Objective
Publicidad
España

Vox exige la vicepresidencia en Castilla y León y obliga a Casado a modificar su estrategia 

La formación verde se dispara con 13 procuradores y solicita entrar en el futuro gobierno de Mañueco. El PP necesita su apoyo para mantener el poder

Vox exige la vicepresidencia en Castilla y León y obliga a Casado a modificar su estrategia 

Simpatizantes de Vox celebran los resultados durante la noche electoral. | Claudia Alba (Europa Press)

Vox cruza el Rubicón. La formación verde pasa de uno a 13 escaños en las Cortes de Castilla y León. Unos resultados que le ha llevado a pedir la vicepresidencia de la Junta. El crecimiento le avala para negociar desde una posición privilegiada con el PP, al que solo le vale su apoyo si quiere volver a gobernar. El éxito electoral también obliga a Pablo Casado a modificar su estrategia, que hasta ahora pasaba por negar a los de Santiago Abascal en su camino a La Moncloa.

El escrutinio ha superado las expectativas de Vox, que este domingo se ha convertido en una fuerza decisiva en la región. A pesar de estar en contra del sistema autonómico, su objetivo era entrar por primera vez en un gobierno. Es lo que va a exigirle al candidato del PP, Alfonso Fernández Mañueco, aunque algunos barones populares se oponen. Los resultados dejan poco margen de maniobra.

Noche histórica para Vox

La formación verde consigue el apoyo del 17,6% de los votantes. Más de 212.000 castellanoleoneses, casi el triple que en las últimas autonómicas, pero 18.000 menos que en las generales de hace dos años y medio. El partido se dispara hasta los 13 escaños, aunque con resultados desiguales en cada territorio. Obtiene procuradores en ocho provincias, todas excepto Soria. Donde más, en Valladolid, tres diputados. En otras siete provincias se ha convertido en tercera fuerza.

«Qué cara de vicepresidente se le está poniendo a Juan García-Gallardo», ha exclamado Abascal mientras el candidato sonreía sobre el escenario instalado para la ocasión. El líder nacional ha comenzado su intervención con el lema de la campaña: «¡Qué buena es esta lluvia para la siembra». Porque, a pesar de las precipitaciones, cientos de simpatizantes se han agolpado ante el Hotel Santa Ana de Valladolid para celebrar lo que García-Gallardo ha calificado de «noche histórica»


Como preveían las encuestas,  que Abascal ha criticado, Vox ha sido el gran triunfador de la jornada. Mañueco ha ganado los comicios, pero se ha quedado lejos de la mayoría absoluta, motivo que perseguía cuando convocó elecciones anticipadas. Con la estrepitosa caída de Ciudadanos, necesita un nuevo socio. Los de Abascal se ofrecen para ocupar su lugar. Tenían cuatro consejeros, incluida la vicepresidencia.

La participación de Vox es esencial para el PP si quiere mantener el poder: el resto de fuerzas suman más apoyos. Los dirigentes de la formación verde sostienen que las negociaciones serán duras. «El pueblo ha hablado y nosotros exigimos respeto al veredicto. Vox tiene el derecho y el deber de formar gobierno en Castilla y León. No exigiremos ni más ni menos de lo que nos corresponda», ha insistido Abascal. 

«Reivindicaciones legítimas»

El líder nacional afirma que acudirán a las negociaciones con el programa electoral de su partido. «La reindustrualización de esta tierra será uno de los ejes, para que la agricultura y la ganadería recuperen el futuro que se les ha arrebatado y para que los jóvenes puedan seguir prosperando en esta tierra que les vio nacer». 

Abascal también ha asegurado que incluirán las «reivindicaciones legítimas» de aquellas plataformas que luchan contra la despoblación porque «mientras la España interior sufría, los nacionalistas se lo llevaban todo y aquí faltaban infraestructuras y futuro». El líder de Vox se ha erigido en protagonista al afirmar que su formación «ha salvado a la región de la amenaza de socialistas y comunistas y de la amenaza sanchista». Prepara así el asalto a las generales.

Abascal cierre
Abascal durante el cierre de campaña de Vox este viernes. | Foto: Iván Tomé (Europa Press)

«Muy pronto Vox demostrará ser la gran alternativa política, la de mayor utilidad, para expulsar a Sánchez del poder», ha señalado Abascal, que se había tomado esta campaña como un plebiscito. Se ha volcado durante la campaña y ha tenido un rotúndo éxito. Los resultados obligan al presidente del PP, Pablo Casado, a replantearse la estrategia con la formación verde. Casado la ha ninguneado asegurando que nunca llegaría a la presidencia con el apoyo de este partido.

Los populares ya dieron la espalda a Abascal en la moción de censura de octubre de 2020. Abascal no se ha olvidado aún del portazo de Casado. Las relaciones entre ambos se resintieron. Quién sabe si las negociaciones para conformar gobierno en Castilla y León cambia la situación. Hay que recordar que en unos meses se celebran elecciones en Andalucía, donde también están obligados a entenderse.

«Una gran gesta»

«Es una gran gesta para Castilla y León que pronto acabará en una gran gesta para España. Habéis conseguido que seamos decisivos. Esta tierra volverá a ser una gran región», ha celebrado un exultante Juan García-Gallardo. Descarta que su partido llegue para «coger cuotas de poder».

A pesar del éxito final, la jornada fue movida para Vox. A primera hora, la policía retiraba una de sus carpas instalada a las puertas de un colegio electoral en León. El artículo 53 de la ley electoral prohíbe cualquier tipo de propaganda el día de los comicios. Un motivo que horas más tarde llevó a la propia formación verde a denunciar al PP por un tuit que difundía las propuestas de Mañueco. Quizás no sea la mejor carta de presentación para negociar.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D