The Objective
Publicidad
España

Podemos impone un 'velo de silencio' sobre las protestas en Irán por sus lazos con Teherán

El pasado de Iglesias en HispanTV condiciona la posición de Podemos sobre la cuestión iraní. Activistas feministas atacan a Irene Montero

Podemos impone un 'velo de silencio' sobre las protestas en Irán por sus lazos con Teherán

En todo lo que concierne la batalla feminista en Irán, Podemos ha decidido extender un enorme velo del silencio. Nadie en el partido morado se atreve a apoyar las protestas de mujeres y estudiantes por el arresto y muerte de Mahsa Amini, una joven detenida el pasado 13 de septiembre por «usar ropa inapropiada», y que falleció el día 16. La Policía de la Moral la arrestó por incumplir el código de vestimenta de la República Islámica. La muerte de la joven ha desatado una ola de protesta que, sin embargo, no ha llevado a Podemos a difundir ningún comunicado o declaración de apoyo. Activistas feministas en España critican sobre todo el silencio de la ministra de Igualdad Irene Montero.

La prudencia irrita a las activistas feministas contrarias al régimen de Teherán. En las redes sociales la protesta de las mujeres iraníes ha alcanzado todos los países del mundo, pero en España los representantes del Ejecutivo prefieren guardar silencio. Todo ello mientras aumenta la violencia policial y países como Francia han decidido interesarse por el asunto y pedir una «investigación internacional». También fuentes del ámbito feminista cercano al PSOE califican de «escándalo» la postura de la ministra Montero.

El silencio de Podemos se convierte en un leve debate interno, pero siempre fuera de los canales oficiales. En el partido morado saben perfectamente hasta dónde se puede abrir la discusión. E Irán nunca ha sido terreno fértil de la lucha feminista impulsada por Irene Montero.

¿Por qué? A nadie se le escapa la estricta relación entre Irán y el partido morado en sus comienzos, concretamente con la promoción de la imagen de Pablo Iglesias a través del canal HispanTV, financiado por Teherán. La sensación de que Podemos sigue pagando su «deuda» con Irán es uno de los argumentos esgrimidos por las fuentes consultadas.

Iglesias e HispanTV

Corría el año 2012 cuando empezó a grabarse el programa Fort Apache liderado por un joven profesor asociado de la Complutense activo en los centros sociales de la capital, Pablo Iglesias. Iglesias y sus colaboradores como Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón buscaban espacios para difundir su «tertulia política de resistencia» y lo encontraron en Hispan TV, un canal financiado por Irán en el marco de colaboración con Venezuela para difundir en Occidente un mensaje crítico con los gobiernos occidentales.

Fort Apache es la segunda tertulia política que dirigió Iglesias en esos años, poco antes de la fundación de Podemos (enero 2014). La Tuerka, el primer programa, se emitía desde un canal local madrileño, Canal 33. Su presidente, Enrique Riobóo afirmó en una comisión del Senado en 2018 que Iglesias y Monedero llegaron a hablar de comprar su canal gracias a fondos venezolanos. El plan de venta rondaba los dos millones de euros, aunque todo fracasó por la muerte de Chávez y el relevo de Nicolás Maduro.

El fracaso de esa operación llevó a Iglesias a buscar otros patrocinadores en Oriente. Hasta llegar al canal Hispan TV, patrocinado por Teherán. Fuentes internas de Podemos, que también colaboraron en esa operación, van incluso más allá y sostienen que detrás de la financiación iraní se hallaban los rusos de Vladimir Putin. Aunque hasta ahora esta pista ha sido tan solo esbozada por testigos que han preferido mantener el anonimato.

Lenin y las «contradicciones»

Lo que sí se sabe es que el propio Iglesias reconoció en al menos dos ocasiones su vínculo con el canal de televisión iraní. En diciembre de 2014, por ejemplo, el líder morado que acababa de desembarcar en el Parlamento Europeo tuvo que modificar su declaración de ingresos y admitió recibir 500 euros por cada programa de Fort Apache, unos 2.000 euros al mes.

La relación con Irán también fue objeto de debate en los círculos de las juventudes comunistas en los que Iglesias acudió y donde justificó sus lazos con la República Islámica a pesar de que ésta castigue el adulterio, obligue a las mujeres y niñas a ponerse el velo y ejecute a los homosexuales.

Iglesias, tal y como recoge el libro Aquí mando yo (Esfera de los libros), empleó una comparación con el viaje de Lenin antes de la revolución bolchevique ofrecido por la Alemania imperial, y afirmó: «Las mujeres que trabajan en Hispan que presentan programas tienen que aparecer con un pañuelo que les rodea la cabeza. ¿A mí me gusta eso? No, no me gusta. ¿Ése es un motivo por el cual yo podría permitirme decir: ‘Ah, pues entonces no trabajamos en esta cadena’? No, creo que es más efectivo lo que estamos haciendo. Nos han permitido tener absoluto control de la redacción y del contenido de los programas». «La política es así», dijo en otra conferencia en 2012, después de defender uno de sus leitmotiv: «Cualquiera que haga política tiene que asumir el horrible escenario de las contradicciones».

Ese vínculo impide hoy a Podemos respaldar la lucha feministas de las mujeres de Irán. La secretaria de Internacional del partido morado no se ha pronunciado sobre las protestas y el fallecimiento de una mujer arrestada por no llevar el velo. Sí lo ha hecho, en cambio, sobre la guerra de Rusia o Marruecos. La formación tampoco ha respaldado la protesta que se convocó el pasado miércoles en Madrid.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D