The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

El exjefe de campaña de Trump se declara culpable y cooperará con la Fiscalía en la trama rusa

Redacción TO
Foto: Mandel Ngan | AFP

Paul Manafort, el exjefe de campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acordado este viernes, como parte de un acuerdo de culpabilidad, cooperar con la investigación especial sobre una posible injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, informa AFP. En un acuerdo para evitar un segundo juicio por lavado de dinero y por participar en grupos de presión ilegales, Manafort ha acordado declararse culpable de conspiración contra Estados Unidos y de obstrucción a la Justicia.

La reacción de la Casa Blanca no se ha hecho esperar y ha desvinculado a Trump de la causa de Manafort, informa Efe. "Esto no tiene absolutamente nada que ver con el presidente o con su exitosa campaña presidencial de 2016. No está relacionado en absoluto", ha dicho la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

Manafort podría ser sentenciado a una pena de hasta 10 años de prisión como parte del acuerdo y se le confiscarán cuatro propiedades valoradas en millones de dólares, varias cuentas bancarias y pólizas de seguro. Este consultor de 69 años, que trabajó en la campaña de Trump durante casi seis meses a mediados de 2016, ya había sido declarado culpable en otro juicio por ocho cargos de fraude fiscal y bancario en agosto.

Estos cargos, al igual que los dos reconocidos este viernes, no están relacionados con la campaña: son una consecuencia de su trabajo para el expresidente ucraniano, Viktor Yanukovich, que huyó a Rusia en medio de acusaciones de corrupción. Manafort fue obligado a dimitir de la campaña de Trump el 19 de agosto de 2016, después de que investigadores del nuevo Gobierno ucraniano revelaran archivos mostrando pagos secretos en efectivo de Yanukovich a Manafort por un valor de 12,7 millones de dólares.

Esta vuelta de tuerca se produce en un momento en que la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre una posible colusión entre el equipo de campaña de Trump y Rusia aumenta la presión sobre la Casa Blanca.