Fallece a los 74 años Peter Lindbergh, el fotógrafo de las tops models

Lifestyle

Fallece a los 74 años Peter Lindbergh, el fotógrafo de las tops models
Foto: Felix Hörhager

El fotógrafo de moda alemán y uno de los fotógrafos contemporáneos más influyentes Peter Lindbergh ha fallecido a los 74 años. “Con gran tristeza anunciamos el fallecimiento de Peter Lindbergh. Deja un gran vacío”, así han comunicado la triste noticia a través de su cuenta de Instagram. 

Lindbergh nació en Lissa, Alemania, en 1944. Con apenas 15 años comenzó a trabajar como escaparatista y se inscribió en la Academia de Bellas Artes de Berlín, de lo que recuerda: «Preferí buscar activamente las inspiraciones de Van Gogh, mi ídolo, en lugar de pintar los retratos y paisajes obligatorios que se enseñan en las escuelas de arte».

Durante sus años de juventud se embarcó en numerosos viajes que le llevaron por España y el norte de África. Aunque nunca desistió de su pasión por la pintura y retomó sus estudios en la Facultad de Arte de Krefeld. 

No fue hasta 1971 cuando centró su atención en la fotografía. Trabajó durante dos años como asistente del fotógrafo alemán Hans Lux, antes de abrir su propio estudio en 1973

Considerado un pionero en la fotografía, introdujo una forma de nuevo realismo redefiniendo los estándares de belleza con imágenes atemporales. Su enfoque humanista de la mujer lo distingue del resto de fotógrafos, privilegiando el alma y la personalidad: «Esta debería ser la responsabilidad de los fotógrafos de hoy en liberar a las mujeres, y finalmente a todos, del terror de la juventud y la perfección». 

En sus imágenes en blanco y negro, muy granuladas, las modelos adoptaban una actitud rebelde, mientras eran mostradas sin artificios.

Su revolución llegó con una fotografía de 1988 en la que varias modelos, entre ellas Linda Evangelista, posaron para Lindbergh en la playa de Malibú, Estados Unidos, luciendo una simple camisa blanca, algo que rompió con los cánones de la época.

Tal ha sido su influencia y la belleza de su obra que sus imágenes son parte de colecciones permanentes de muchos museos en todo el mundo. 

Uno de sus últimos trabajos ha sido para Vogue UK. “Solo hay un hombre para este trabajo: Peter Lindbergh”, fue la idea que tuvieron tanto Edward Enninful, editor jefe de la revista, como la Duquesa de Sussex cuando estaban decidiendo quién iba a realizar la portada del mes más importante del año. “Peter ve la belleza en personas reales, en situaciones reales. Hace que todos se sientan lo mejor posible”, explicó Edward Enninful.