The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Lecturas para el verano, una lista subjetiva

Foto: MVP | Unsplash

La excusa más popular que solemos usar para justificar lo poco que leemos es la falta de tiempo. Cada vez que la escucho—o que me la digo a mi misma, aún sabiendo que en mi caso es una mentira descarada— recuerdo también lo lapidario que es el prolífico escritor César Aira al respecto: “Todos tenemos el mismo tiempo, las veinticuatro horas del día y los trescientos sesenta y cinco días del año. El que no tiene tiempo para leer es porque tiene otras prioridades“. Y es cierto, quienes necesitan leer siempre han encontrado y seguirán encontrando el tiempo. Son ellos quienes suben la media de lectura española a 13 libros por año para compensar por ese 40% que no toca un libro todo el año, según el informe El sector del libro presentado en abril de 2018 por el (entonces) Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

 

Para el resto de nosotros los mortales (y los mentirosos) está el verano. Una temporada extraordinaria en la que el tiempo, ese deseado recurso finito disputado de manera salvaje por las redes, la publicidad y la desinformación nuestra de cada día, se muestra menos elusivo y dócilmente se deja atrapar para ser saboreado de otra manera.

 

Justamente para acompañar a ese tiempo ‘libre’ que en los próximos meses procederemos a cazar y a domesticar para olvidar neurosis y rutinas, hemos pedido a nuestros ‘subjetivos’ que nos recomienden un libro. La selección es tan maravillosa y tan variopinta como ellos. Hay muchas novedades, hay algo de fútbol, ensayos personales, clásicos reeditados, biografías victorianas, aforismos, autoficción y hasta un falso manual. Son libros de terraza, libros para viajar en tren, y sobre todo, libros de mar. Karen Blixen insistía que cualquier cosa se podía curar con agua salada, si a esa dosis de mar sanadora le agregamos un buen libro, la combinación es infalible.

.

 

¡Feliz verano y feliz lectura!

.

 

Lecturas para el verano, una lista subjetiva 1

.

‘Alienación indebida’ (Círculo de Tiza, 2018)

Rafa Cabeleira

Recomendado por: Carlos Mayoral.
.

No me equivoco si afirmo que el verano es la época del año más importante para el fútbol, precisamente porque no hay. Es el momento de idealizarlo, de echarlo de menos, de tirar de nostalgia. Y en este contexto se incrusta perfectamente el nuevo libro de Rafa Cabeleira, ‘Alienación indebida’ (Círculo de Tiza). Un título sobre fútbol que no habla de fútbol. Un título que deja que la vida se desenvuelva con un Mikasa rodando de fondo, pero que sólo recae en él cuando no es necesario. Alguien dijo que el fútbol es el asunto más importante dentro de los asuntos sin importancia. Yo me atrevo a afirmar que el libro de Cabeleira hacer que el fútbol cambie de estatus y se coloque junto al resto de asuntos importantes; es decir, junto al resto de tragedias, comedias y dramas que nos ofrece la vida.

 

 

 .

 

La hazaña secreta (Turner, 2018)

Ismael Grasa

Recomendado por: Aloma Rodríguez.
.
La hazaña secreta, de Ismael Grasa, es un falso manual de urbanismo. Es un libro que da ganas de ser mejor: de leer más, de ser más paciente y de combatir la falsa heroicidad. Es un libro en el que uno aprende que la victoria de la democracia son los días sin sobresaltos. Es un libro perfecto para leer las mañanas de verano.

 

 

 .

 

Brevario de escolios (Atalanta, 2018)

Nicolás Gómez Dávila

Recomendado por: Miguel Ángel Quintana Paz.

.

Recomendaría cualquiera de los libros del colombiano Nicolás Gómez Dávila compuestos por sus magníficos aforismos; o también alguna de las obras que se han publicado con selecciones de los mismos. El aforismo, por su brevedad, me parece un género especialmente afín al descansado verano.

Además, la obra de Gómez Dávila, que Ernst Jünger describió como “una mina”, lo cierto es que resulta aún relativamente poco conocida en España. En lengua alemana, sin embargo, Gerd-Klaus Kaltenbrunner y su monumental “Sobre el espíritu europeo”, que empezaba con Hesíodo, mostraban precisamente a ese autor como culminación del camino que ha hecho Occidente a la hora de aprender lo más profundo de la naturaleza humana. Y es que, aunque el propio Gómez Dávila se autodenominaba como un “reaccionario”, la verdad es que lo hacía solo porque sabía que, de ese modo, ningún partido le disputaría esa etiqueta, convertida en tabú para todos. Su descripción más apropiada sería empero la de un conservador tan escéptico con su presente que apenas detecta en él nada valioso por conservar (como apunta en otro de sus aforismos). Pero por fortuna alguien que, como también él escribió, resulta obsoleto para sus contemporáneos a veces cobra una actualidad sorprendente para la posteridad. Y, dado que falleció en 1994, en este verano de 2018 ya podemos considerarnos un tanto posteridad suya, pues.

Los títulos de sus libros de aforismos son “Escolios a un texto implícito”, “Nuevos escolios a un texto implícito” y “Sucesivos escolios a un texto implícito”. Como sabemos, un escolio es un comentario de otro texto; ahora bien, ese texto implícito al que se refieren los títulos no existe: estaría más bien presupuesto por los citados comentarios, y el lector debe deducirlo. Aunque no resulta arduo comprender qué tipo de texto sería ese: un texto en que se defendiera el catolicismo como un peculiar modo de ser pagano; en que se ridiculizaran los intentos de todos los que quieren ser modernos, pues están abocados a parecer anticuados en cuanto que pase algo más tiempo; y en que, contra la obsesión igualitaria, se constata que “los hombres son menos iguales de lo que dicen y más de lo que piensan”.

 

 

 .

 

Entre ellos (Anagrama, 2018)

Richard Ford

Recomendado por: Jaime G. Mora.
.
“Adentrarse en el pasado es un asunto delicado, ya que el pasado se afana pero siempre fracasa a medias en hacernos quienes somos”, escribe Richard Ford en ‘Entre ellos’. El respetado autor estadounidense, autor del extraordinario ciclo protagonizado por Frank Bascombe, se sumerge en este breve ensayo personal en las biografías de sus padres. Son dos textos escritos con 35 años de diferencia en los que consigna que “los seres humanos abarcan mucho más de lo que cualquiera pueda referir de ellos”. Desde su vejez, Richard Ford por fin descubre a sus padres. O al menos cree entenderlos, pues, como escribe en este librito, “aun cuando tomemos escrupulosa nota de todo, suceden muchas cosas que no entendemos”. ‘Entre ellos’ es un delicioso camino de misterios y certezas de un hijo orgulloso de su memoria familiar.

 

Lecturas para el verano, una lista subjetiva 2

.

Olvidado Rey Gudú (Destino, 2018)

Ana María Matute

Recomendado por: Lea Vélez.
.
Un libro majestuoso, brillante, cargado de leyenda e imaginación, que nos recuerda a obras inmensas como la Odisea o los mitos artúricos, desde una visión moderna hacía e, mundo medieval. No puedo evitar leerlo con la imaginería de Juego de Tronos en la cabeza, y admirarme a cada página, atrapada por una trama sólida, una prosa lírica y juguetona y unos personajes absolutamente geniales.

 

.

 

De matasanos a cirujanos. (Debate, 2018)

Lindsey Fitzharris

Recomendado por: Antonio García Maldonado.
.
Me interesa cada vez más la segunda mitad del siglo XIX. La Segunda Revolución Industrial tiene muchas similitudes con la actual Revolución Digital, así que es un buen ejercicio irse a aquellos años para ver qué errores se cometieron entonces (no olvidemos que aquello acabó en dos guerras mundiales).

 

Este libro, en concreto, se centra en la figura de Joseph Lister, un cirujano inglés que transformó su profesión al refutar que las infecciones de las heridas se debieran a miasmas en aire. Con su microscopio y mucha observación, y con ayuda de las investigaciones de Pasteur, vio que se trataba de patógenos. Entonces la cirugía se hizo ciencia, y él comenzó a desinfectar antes y después de las operaciones. Algo que salvó, por cierto, la vida de los hospitales. Durante unos años se pensó en cerrarlos porque las tasas de mortalidad eran mucho más altas allí que en las operaciones domésticas. Tiene una explicación: con la llegada de la anestesia, los cirujanos se atrevían a operar más y retos más difíciles. Las muertes por infección se multiplicaron. Lister fue clave en la asepsis y la limpieza que hoy vemos tan natural en medicina. De Lister viene el nombre Listerine, por cierto.

 

Y más allá de su peripecia concreta, me interesa el retrato del Londres dickensiano y del afán de progreso de esos años. Había Exposiciones Universales cada año, inventos revolucionarios cada día, se inauguraron grandes líneas de barco de vapor, se inventó la radio, el telégrafo, el coche… Aquello fue mucho más disruptivo y revolucionario que lo que ocurre ahora, pero acabó muy mal, y me interesa preguntarme por qué. Y creo que hay errores similares que estamos cometiendo. Por otro lado, siempre me han gustado las biografías. La historia se hace carne, y realmente uno ve que a veces los grandes acontecimientos y progresos dependen de una sola persona.

 

.

 

Conversaciones entre amigos (Random House)

Sally Rooney

Recomendado por: Laura Ferrero.
.
Una primera novela inteligente de una jovencísima autora, Sally Rooney (Irlanda, 1991) que cuestiona el espejismo del libre albedrío y la idoneidad de nuestros deseos. Recreada en la bohemia artística irlandesa, esta es la historia de dos amigas, Frances y Bobbi, que se embarcan en un extraño ménage à quatre con una pareja que conocen: Melissa y Nick. Conversaciones entre amigos es una de las novelas que más me ha impactado en lo que llevamos de 2018.
Lecturas para el verano, una lista subjetiva 3

.

Derecho natural (Seix Barral)

Ignacio Martínez de Pisón

Recomendado por: Andrea Mármol.
.

El verano es esa época del año con la que uno topa a menudo cuando se asoma a sus recuerdos y desde el recuerdo está escrita esta novela. Que no desde la nostalgia. El narrador, gran logro de la obra, consigue transmitir constantemente al lector que los hechos sucedieron hace años sin necesidad de abusar de la atalaya y de la senectud desde la que se cuenta la historia, de manera que uno sabe de forma anticipada algunos de los desenlaces de la trama, pero la tensión y el ritmo mantienen a uno enganchado.

De las historias que uno sabe cómo acaban se saborean más los detalles. Desde la complejidad psicológica de los personajes hasta los retratos de sus costumbres –recomendables, sin duda, para cualquiera que guarde una estrecha relación con las ciudades de Barcelona o Madrid-, Martínez de Pisón consigue un valioso texto del que, una vez leído, se acaban recordando más los mejores pasajes que el conjunto.

 

.

 

Confesiones de un filósofo desaparecido en combate (Pre-Textos)

Enrique Ocaña

Recomendado por: Manuel Arias Maldonado.
.
No hace falta ser o haber sido consumidor de drogas para sentirse interesado por este singular relato biográfico que, partiendo de la premisa de que la filosofía y la experiencia se iluminan mutuamente, relata mediante distintos registros y materiales las peripecias vitales de un pensador interesado por ellas. Ahora que la autoficción está de moda, es saludable encontrarse con autorreflexión como ésta, que convierte una vida nada convencional en motivo para la elucubración filosófica, con la adicción a las drogas y los trastornos psíquico-emocionales en primer término, metáfora, también, de cualquier abismo vital. Su autor, filósofo y traductor de pensadores alemanes como Jünger o Marquard, ofrece la semblanza biográfica más cercana a los textos de Jean Améry que podemos encontrar en nuestras letras. ¡No es poco!

 

.

 

Y ahora, lo importante (Caballo de Troya, 2018)

Beatriz Navas Valdés

Recomendado por: José Antonio Montano.

.

Un libro impresionante y delicioso, ligero, sencillo, sin pretensiones, pero que contiene una época y está ligado a la vida. Son los diarios de una chica madrileña de catorce años en 1992 (y en la parte final de quince en 1993; más un epílogo escrito en 2017): una chica deslumbrantemente lista que vive con intensidad (la intensidad que da la adolescencia) y sabe contarlo, con reflexiones al paso. Tuvo el acierto de ir copiando cada día las noticias de prensa más importantes, lo que ofrece un contexto público de su vida privada. El resultado es encantador, emocionante y admirable. Sociológicamente tiene además interés porque, como ha dicho la autora en una entrevista, “fuimos la última generación de adolescentes para la que el mundo estaba en la calle”.

 

 .

 

También esto pasará (Anagrama)

Milena Busquets

Recomendado por: Laura Fábregas.
.
También esto pasará es un libro para leer siempre, pero puede acompañarte muy bien durante uno de estos días calurosos de verano… Un remedio para la abulia veraniega. Te distrae y engancha desde el primer momento. Además, buena parte del libro transcurre en Cadaqués. En esas playas y paisajes del Ampurdán. Es un libro muy de mar. Frívolo, desafectado, carnal… El puritanismo es para los que prefieren la montaña.

.

*

.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.