México busca a más de un centenar de desaparecidos tras el terremoto

General

México busca a más de un centenar de desaparecidos tras el terremoto
Foto: HANDOUT

Contra el reloj y el cansancio, las tareas de rescate y ayuda se mantienen en Ciudad de México tras el poderoso sismo de magnitud 7,1 del martes, cuando suman al menos 273 muertos y la esperanza de encontrar sobrevivientes empieza a mermar.

En un balance preliminar de los muertos por la tragedia, la gobernación del estado de México ha precisado «273 fallecidos: 137 en la Ciudad de México, 73 en Morelos, 43 en Puebla, 13 en el Estado de México, 6 en Guerrero y 1 en Oaxaca».

La cifra de víctimas «está en constante modificación, ya que la labor de rescate y remoción de escombros continúa», ha destacado la gobernación en un comunicado en el que ha afirmado que «la maquinaria solo se está utilizando en labores de limpieza y no en estructuras colapsadas».

El secretario de la institución, Miguel Ángel Osorio Chong, ha dicho el jueves que los desaparecidos son un «poquito más de cien» entre la capital y los estados de Morelos, Puebla, México, Guerrero y Oaxaca, informa Efe.

La búsqueda «no va a parar hasta lograr la localización y el rescate de estas personas que muy posiblemente están entre los escombros», ha dicho el ministro, quien además ha admitido que la lluvia de las últimas horas no está ayudando mucho.

En una entrevista con una emisora de radio, Osorio ha explicado que una vez pasada la fase de la emergencia, se procederá a levantar un censo «casa por casa» de los daños provocados por el sismo. Después de esa etapa, se procederá a retirar todo el escombro, una labor que requerirá de varias semanas porque «son miles de toneladas», y después arrancará la fase de la reconstrucción.
«En este momento, lo más importante es poner a salvo a toda la población», ha insistido Osorio, al aludir a la gran cantidad de inmuebles que resultaron gravemente dañados por el movimiento telúrico tanto en la capital como en los estados cercanos.

Un foco de atención de los rescatistas es el colegio privado Enrique Rebsamen, en el sur de la ciudad, donde han fallecido 21 niños. Las autoridades creen que una persona adulta se encuentra viva y bajos los escombros. Sin embargo, el deterioro del edificio siniestrado, que muestra un notorio hundimiento, ha forzado replantear el rescate con mayor cautela y menos personal.

«Han trabajado de manera muy quirúrgica para evitar cualquier daño y se ha evaluado inclusive otras formas de poder sacarla», ha dicho a la AFP Aldo Valencia, un rescatista voluntario de 22 años que ha dejado la labor para dar paso a los expertos militares.

Marisol Alexander, quien vive en la misma cuadra de la derruida escuela, de la cual sus dos hijos fueron alumnos hasta el año pasado, confiesa que «todavía no lo asimila». «Ellos están tomándolo a veces a la ligera y de repente lloran por sus maestros, por sus amigos», ha dicho Alexander a la AFP, señalando a sus pequeños.

En la escuela, se ha logrado extraer el jueves el cadáver de una mujer de 58 años que laboraba en el plantel, mientras las autoridades dicen que ningún padre de familia se había acercado en «aproximadamente 12 horas» para cooperar con la identificación de sus hijos.

«Esperemos sea una búsqueda con éxito y esto a pesar de no poder encontrar a algún familiar», ha dicho el ministro de Educación, Aurelio Nuño, a la cadena local Televisa.

Hasta ahora, once niños y al menos una maestra han sido sacados con vida de la escuela colapsada.