Imputadas en el 'caso máster' de Cifuentes una de las profesoras del acta falsa y la funcionaria que modificó las notas

Sociedad

Imputadas en el 'caso máster' de Cifuentes una de las profesoras del acta falsa y la funcionaria que modificó las notas
Foto: Emilio Naranjo

Cecilia Rosado, la única profesora cuya firma no aparece como falsificada en el acta de evaluación del polémico TFM de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, y Amalia Calonge, la funcionaria que modificó las notas, han sido llamadas a declarar el próximo 10 de mayo a las 12.00 como imputadas en el ‘caso máster’.

Así lo ha decidido el Juzgado de Instrucción nº 51 de Madrid, que tras recibir de la Fiscalía de Móstoles sus diligencias de investigación, ha ampliado la causa que sigue por presunta falsedad en documento público, también al acta relativa a la defensa del trabajo de fin de máster de Cristina Cifuentes.

Ese mismo día, declararán, en calidad de testigos, Alicia López de los Mozos y Clara Souto, profesoras que denunciaron que sus firmas habían sido falsificadas, Sergio Pulido y Pilar Trinidad Núñez, jefa de Inspección de Servicios de la URJC y responsable de la investigación interna sobre este caso, y José Antonio Lobato Moreno, responsable de la Unidad de Postgrado y Títulos Propios de la Universidad.

La juez cita en esa misma condición a Sergio Pulido, Pilar Trinidad Núñez (jefa de Inspección de Servicios de la URJC y responsable de la investigación interna sobre este caso) y José Antonio Lobato Moreno, responsable de la Unidad de Postgrado y Títulos Propios de la universidad.

Cecilia Rosado es una de las profesoras que firmaron el acta de evaluación del Trabajo de Fin de Máster (TFM) de Cristina Cifuentes, así como el acta por el que se convalidaron tres asignaturas a una decena de alumnos, entre los que estaba la expresidenta. El informe caligráfico de este último documento revela que su firma es la única que no está falsificada. Por su parte, Calonge, que entró en 2014 en el sistema informático de la Universidad Rey Juan Carlos, dejó un rastro digital que permitió comprobar que dos asignaturas del expediente de Cristina Cifuentes pasaron de ‘no presentado’ a notable en ese momento.

El pasado 10 de abril, la profesora Alicia López de los Mozos, que declarará en calidad de testigo, ratificó ante la Unidad de Policía adscrita a la Fiscalía que su firma está falsificada en el acta que exhibió la exmandataria del Partido Popular para asegurar que había aprobado el máster de la Universidad Rey Juan Carlos y que ella no presidió ni integró el tribunal ante el que supuestamente compareció la presidenta de la Comunidad de Madrid.

López de los Mozos también aseguró a los investigadores policiales que tiene grabaciones que demuestran que el director del máster, Enrique Álvarez Conde, la coaccionó para que participara en el engaño del acta de Cifuentes y que la amenazó con sabotear su carrera en la Universidad Rey Juan Carlos.

Por otro lado, el próximo 6 de junio, el exdirector del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos, Álvarez Conde, declarará en calidad de investigado, tras admitir a trámite la querella por un delito de falsedad documental presentada por Ángela Figueruelo, una de las profesoras cuya firma supuestamente habría sido falsificada en el acta de notas del máster.

La presidenta del PP de Madrid presentó su dimisión el pasado 25 de abril, algo más de un mes después de que estallara el escándalo sobre su supuesto máster, aunque el detonante de su renuncia fue un vídeo de 2011 publicado por OK diario en el que Cifuentes había sido “pillada” robando unas cremas para la cara en un supermercado.