Protección de Datos abre una investigación por el vídeo de Cifuentes que precipitó su dimisión

Política y conflictos

Protección de Datos abre una investigación por el vídeo de Cifuentes que precipitó su dimisión
Foto: SUSANA VERA| Reuters

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha abierto una investigación en relación con las imágenes de la ya expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, obtenidas a partir de la grabación de una cámara de seguridad de un supermercado y publicadas por OK diario el miércoles, informa la entidad en su cuenta de Twitter.

La AEPD, organismo público encargado de garantizar el derecho a la protección de datos, ha reaccionado así ante la difusión del vídeo de un supuesto hurto cometido por Cifuentes en 2011 en un supermercado.

La Instrucción 1/2006, de 8 de noviembre, de la Agencia Española de Protección de Datos, sobre el tratamiento de datos personales con fines de vigilancia a través de sistemas de cámaras o videocámaras, establece en su apartado 6 sobre cancelación, que «los datos serán cancelados en el plazo máximo de un mes desde su captación«. Algo que los responsables de Eroski, supermercado donde ocurrieron los hechos en 2011, aseguran haber hecho.

Por eso, la AEPD ahora ha abierto una investigación para determinar quién guardó una copia de ese vídeo que ahora ha visto la luz.

Las imágenes fueron el detonante para que Cifuentes anunciara su dimisión. La todavía presidenta del PP de Madrid tenía decidido renunciar a su cargo de presidenta del gobierno regional el 2 de Mayo, tras los actos oficiales por el Día de la Comunidad, después de haber perdido su credibilidad a partir del pasado 21 de marzo, cuando estalló el escándalo de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos, explicó ella misma en su comparecencia ante los medios el miércoles.

El vídeo publicado aceleró los acontecimientos a instancias del presidente del Gobierno y del PP nacional, Mariano Rajoy, quien aseguró que «Cristina Cifuentes ha hecho lo que tenía que hacer, era obligada su dimisión».

La hasta ayer jefa del Ejecutivo regional había resistido, como ella dijo, los embates provocados por la polémica del máster en Derecho Público que figuraba en su currículo y que estaba plagado de irregularidades, con firmas falsificadas de profesores, calificaciones puestas dos años después y un Trabajo Fin de Máster que sigue sin aparecer.

Cifuentes siempre dijo que no cometió ninguna ilegalidad y culpó a la universidad de las posibles irregularidades, pero la pérdida del apoyo de Ciudadanos que ponía en peligro la continuidad del gobierno de Madrid en manos del PP y las crecientes críticas dentro del partido, llevaron a la dirigente popular a renunciar a su cargo, aunque esta renuncia se ha producido unos días antes de lo previsto. Y la propia Cifuentes así lo anunció después de declararse «víctima» y asegurar que todo lo ocurrido no deja de ser «el precio» a pagar por haber luchado contra la corrupción, añadiendo que con la publicación del vídeo «se han traspasado todas las líneas rojas«.