The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Francia

La actriz Adèle Haenel comienza un Me Too en el cine francés

Última actualización: 7 Nov 2019, 7:02 pm CET
Foto: Laurent EMMANUEL | AFP

La industria francesa del cine se ha visto sacudida por el relato de una galardonada actriz que denuncia haber sido acosada sexualmente cuando era adolescente por el director de su primera película.

El pasado 4 de noviembre, la actriz Adèle Haenel acusó al director Christophe Ruggia de haberla acosado sexualmente hace más de quince años cuando era menor y comenzaba en el cine, según declaró al diario digital Médiapart.

Haenel, que tenía en el momento de los hechos entre 12 y 15 años, relata “un abuso desgraciadamente banal” y carga contra lo que describe como “un sistema de silencio y de complicidad que hace eso posible“.

Ahora, la actriz de 30 años, premiada dos veces con un Cesar otorgado por la Academia del Cine Francés, afirma que sufrió “tocamientos” y “acoso sexual”.

Médiapart, en un artículo publicado el pasado domingo, sostiene que las palabras de Haenel están confirmadas por los testimonios de una treintena de personas consultadas durante los siete meses que ha durado la investigación.

Una mujer, que trabajó como regidora en esa película, ha reconocido que las relaciones entre el director y la actriz, entonces adolescente, “no eran normales, teníamos la impresión de que era su novia“.

Haenel se ha negado a presentar una demanda judicial, ya que, según la actriz, no confía en el sistema judicial francés. Sin embargo, sobre la base de su testimonio publicado, el fiscal ha abierto una investigación sobre “agresión sexual contra un menor realizada por alguien con autoridad”.

Por su parte, Ruggia ha negado “categóricamente”, a través de sus abogados, las acusaciones de la actriz, que comenzó en el cine en 2002 en su película Les Diables.

“No vi que mi adulación por ella y las esperanzas que le depositaba podrían, dada su corta edad, parecer a veces molestas. Si esto es lo que sucedió le pido perdón“, ha explicado en una declaración y ha añadido: “Mi exclusión social ya está en marcha y no hay nada que pueda hacer para escapar de ella”. 

Tras conocerse los hechos, la Sociedad de Directores de Cine (SRF) francesa ha decidido expulsar al director de cine. “Hemos lanzado este día el proceso de supresión de Christophe Ruggia de la SRF”, ha explicado esta asociación profesional de cineastas, que cuenta con 300 socios, en un comunicado.

“A raíz de la investigación publicada en Médiapart, la SRF envía su apoyo total, su admiración y su reconocimiento a la actriz Adèle Haenel, que ha tenido el valor de hablar tras tantos años de silencio. Queremos decirle que la creemos y que actuamos inmediatamente, sin eludir nuestra propia responsabilidad”, ha añadido. 

“Hace 17 años, es un camino muy largo”, ha dicho la actriz. “El mundo ha cambiado. Y por este motivo hablo, porque debo el hecho de poder hablar a todas las que hablaron en los casos #MeToo y que me hicieron cambiar de perspectiva sobre lo que viví”.

Los partidarios del movimiento Me Too esperan que el asunto termine con el código de silencio que todavía domina la industria cinematográfica francesa y frena a muchas actrices a hablar sobre el acoso.

Creo que es una especie de punto de inflexión. Es la primera vez que una actriz reconocida internacionalmente, tan apreciada, se abre sobre el tema”, ha dicho Veronique Le Bris, que dirige un sitio web sobre mujeres en el cine.

Por su parte, Marion Cotillard, una de las actrices más famosas del cine francés, ha dado un paso al frente y ha expresado su “infinita gratitud” a Adèle Haenel por haber roto el silencio.

Tu valentía es un regalo de generosidad sin igual para mujeres y hombres, para las jóvenes actrices y actores, para todos los seres lastimados que ahora gracias a ti saben que no tienen que sufrir esta violencia y para aquellos que la han sufrido, que pueden hablar, se les escuchará”, ha escrito Cotillard en Instagram.

“Querida Adèle, tú haces historia. La historia de esta revolución liberadora. Nuestra historia y la de nuestros hijos. Siento una infinita gratitud hacia ti”, ha concluido.