The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

La concejala Rommy Arce, investigada por un delito de odio por sus tuits sobre Mmame Mbaye

The Objective
Última actualización: 8 Nov 2018, 8:23 pm CEST
Foto: Francisco Seco | AP

El Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid ha citado el 25 de abril a la edil de Ahora Madrid Rommy Arce como investigada tras la admisión a trámite de una querella por un presunto delito de incitación al odio debido a sus tuits sobre la muerte del 'mantero' senegalés Mmame Mbaye, que desató serios disturbios en el barrio madrileño de Lavapiés.

En estos mensajes, Arce decía que “los nadie son las víctimas de la xenofobia institucional y de un sistema capitalista que levanta fronteras interiores y exteriores”. “El pecado de Mmame es ser negro, obrero y sin papeles”, añadía.

Dos días después, escribió otro tuit en el que decía: “Ayer lavapiés dio una lección de democracia clamando justicia. Una concentración pacífica rindió homenaje a Mmame Mbaye y exigió el fin de las políticas migratorias racistas y xenófobas que priva de derechos a los migrantes. No más persecuciones policiales en nuestros barrios”.

En otro tuit, Arce afirmaba que la Ley de Extranjería “persigue, acorrala, discrimina y estigmatiza a los manteros” y la consideraba la causa de la muerte de Mmame Mbaye.

El juzgado ha pedido a Twitter que certifique que la concejala es la autora de los tuits publicados a raíz del fallecimiento de Mmame Mbaye el 15 de marzo.

Esta decisión llega horas después de que se admitiera a trámite la querella presentada por el Colectivo Profesional de la Policía Municipal (CPPM). El juzgado considera que los mensajes “hacen presumir la posible existencia de un delito de incitación al odio”.

El Juzgado de Instrucción número 12 de Madrid también ha admitido a trámite otra querella presentado por el sindicato Unión de Policía Municipal contra Juan Carlos Monedero y Rommy Arce.

Los sindicatos policiales defienden que el 'mantero' senegalés sufrió el paro cardíaco que le provocó la muerte sin que se produjese ninguna intervención policial, y aseguran que varios agentes trataron de reanimarlo cuando un amigo de Mbaye les pidió ayuda.