La cumbre entre Trump y Kim en Hanói finaliza sin acuerdo

Mundo ethos

La cumbre entre Trump y Kim en Hanói finaliza sin acuerdo

La cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el norcoreano, Kim Jong-un, ha finalizado sin un acuerdo antes de lo previsto a pesar de las declaraciones optimistas previas a su segunda reunión celebrada este jueves en Hanoi, y la disposición expresada por el líder de Corea del Norte de desnuclearizar la península coreana. «No se ha llegado a ningún acuerdo en este momento, pero sus equipos respectivos esperan reunirse en el futuro», ha informado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, antes de la comparecencia de Trump ante los periodistas, en la que ha explicado que ha abandonado la cumbre después de que Kim se haya ofrecido a desmantelar el centro de investigación nuclear de Yongbyon a cambio de levantar las sanciones sobre Corea del Norte.

«Fue por las sanciones. Básicamente quería que levantáramos la totalidad de las sanciones y nosotros no podemos hacer eso», ha explicado Trump en una rueda de prensa en Hanoi. Kim sí se ha comprometido a no realizar más pruebas nucleares, ha añadido Trump, que ha calificado de «muy amistosa» la reunión.

El ministro de Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong-ho, ha dicho que Kim Jong-un había hecho una «oferta realista» al presidente de Estados Unidos ya que tan solo pedía un levantamiento parcial de las sanciones, según la agencia de prensa surcoreana Yonhap. «Hemos ofrecido desmantelar de forma permanente y completa todas las instalaciones de producción de material nuclear en Yongbyon, incluido el plutonio y el uranio, con la presencia de expertos estadounidenses y a través de operaciones conjuntas de los técnicos de ambos países», ha asegurado el titular de Exteriores.

Kim Jong-un había declarado este mismo jueves, poco antes del inesperado fin de la cumbre, que no habría ido a la capital vietnamita si no quisiera llevar a cabo la desnuclearización de la península coreana.

«Si no tuviera voluntad de hacerlo, no estaría aquí ahora», dijo el líder norcoreano al ser preguntado por un periodista sobre si su voluntad de «desnuclearizarse«, en el transcurso del encuentro con Trump, antes de su segundo encuentro que ha concluido de forma abrupta.

Sobre esta cuestión, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, ha manifestado en la rueda de prensa con Trump que Kim Jong-un «no estaba preparado» para poner en práctica los avances en desnuclearización que Washington ha demandado a Pyonyang en la cumbre de Hanoi. «Le pedimos que hiciera más, pero no estaba preparado para hacerlo», ha dicho Pompeo. «Me hubiera gustado lograr más avances, pero sigo siendo optimista con respecto al progreso que hemos hecho y que nos ha puesto en una posición favorable para lograr un buen resultado».

Trump, en la rueda de prensa que ha ofrecido tras finalizar la cumbre, ha restado importancia al hecho de que no se haya firmado un acuerdo, indicando que esto no significa que vayan a seguir avanzando hasta lograr un acuerdo conjunto y ha calificado de «muy amistoso» el fin de la reunión con su homólogo norcoreano.

La cumbre entre Trump y Kim en Hanoi finaliza sin acuerdo 1

Donald Trump momentos antes de la rueda de prensa celebrada tras finalizar la cumbre con Kim. | Foto: Leah Millis | Reuters

Al preguntar la prensa a Kim antes de la reunión si se estaba hablando sobre la pésima situación de los derechos humanos en Corea del Norte durante la cumbre, Trump ha intervenido y asegurado que están debatiendo sobre todos los asuntos posibles.

El mandatario estadounidense subrayó que ambas partes están teniendo «conversaciones muy productivas» y que la relación bilateral «es mejor que nunca».

Al término de la reunión ambas delegaciones tenían previsto compartir un almuerzo antes de firmar la mencionada declaración conjunta pero, de forma inesperada, ambas delegaciones han dado por finalizada la cumbre.

Se esperaba que esta segunda cumbre Trump-Kim sirviera para hacer avanzar el proceso de desnuclearización que ambas partes plantearon en su primera reunión del año pasado en Singapur.