The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

La Guardia Civil desarticula una red internacional de pornografía infantil

Última actualización: 16 Nov 2018, 1:54 pm CEST
Foto: Guardia Civil | EFE

La Guardia Civil, con la colaboración de Interpol y Europol, ha desarticulado una importante red internacional de producción, tenencia y distribución de pornografía infantil. Los agentes han detenido a 14 personas que presuntamente distribuían y producían el material pedófilo en Galicia, Barcelona, Madrid, Salamanca y Cádiz a través de internet y de Whatsap.

Entre el material requisado figuran archivos con imágenes "extremadamente crudas" de menores de 1 a 15 años manteniendo relaciones sexuales entre ellos, con adultos e incluso con animales.

El acceso a los grupos de chat de Whatsapp se hacía a través de distintos enlaces que se podían obtener por medio de los respectivos administradores de los chats o a través de determinadas páginas webs o redes sociales, como era el caso de Facebook.

Como resultado de estas investigaciones que se venían desarrollando desde el mes de octubre del pasado año en el marco de la denominada operación Tygra, han sido detenidas en España 14 personas e investigadas otras cuatro, que residían en distintas provincias del territorio nacional.

Después de constatar que la actividad ilícita no se limitaba a España, la Guardia Civil ha facilitado a Europol e Interpol las localizaciones de los más de 400 usuarios identificados. La red se extendía a otros 26 países de diferentes continentes.

En 15 registros domiciliarios la Guardia Civil ha intervenido 37 teléfonos móviles, ocho ordenadores, 15 discos duros, cuatro cámaras y 11 soportes ópticos con imágenes extremadamente crudas de menores de uno a 15 años, en situaciones explícitamente pornográficas, manteniendo relaciones sexuales entre ellos, con adultos e incluso con animales.

La operación continúa abierta con la finalidad de analizar minuciosamente todo el material intervenido al objeto de poder determinar la existencia de un posible delito de producción de material pedófilo,  conocer las identidades de las víctimas y averiguar, en su caso, las posibles conexiones con otros usuarios.