The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

El debate electoral deja la cuestión del bloqueo político sin resolver

Última actualización: 8 Nov 2019, 4:39 pm CET
Foto: Juan Carlos Hidalgo | EFE

Lo hizo durante su primera intervención en el debate. El líder del PSOE y presidente en funciones, Pedro Sánchez, utilizó su primera alocución en el único debate que enfrenta a los principales candidatos a las elecciones del próximo domingo para pedir que, en caso de que se mantuviera el bloqueo y que no se lograra un pacto, se permitiera gobernar a la lista más votada. Evidenciaba así que el bloqueo político seguirá siendo una posibilidad el lunes posterior a los comicios. A lo largo del debate, organizado por la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión en colaboración con RTVE, Atresmedia y la Forta, volvió a reiterar esa petición.

El encuentro, moderado por Ana Blanco y Vicente Vallés, estuvo dividido en cinco bloques: la cohesión territorial, política económica, políticas sociales e igualdad, calidad democrática y política internacional.

Pedro Sánchez prometió tres medidas en materia de cohesión territorial: una asignatura en valores democráticos, que las cúpulas de las televisiones públicas autonómicas estén respaldadas por dos tercios de sus respectivos parlamentos y una reforma del Código Penal para evitar referéndums ilegales. También anunció la creación “una vicepresidencia económica” si sale elegido presidente. Y propuso la creación un ingreso mínimo universal” y de un parque de viviendas que permita la emancipación de los jóvenes. También defendió que su partido quiere “aprobar un salario mínimo interprofesional común en Europa”.

El presidente del PP, Pablo Casado, afeó a Sánchez no haber aplicado la Ley de Seguridad Nacional y lo acusó de estar “maniatado” por los posibles apoyos postelectorales con los partidos independentistas. También le dijo al actual presidente en funciones que estaba ignorando los síntomas de desaceleración, “igual que Zapatero” y ha dicho que quiere “ser presidente para desbloquear esta situación y recuperar la concordia”.

Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos, defendió la plurinacionalidad de España, dijo que quiere “recuperar los 60.000 millones que les prestamos a la banca a través de un impuesto” y propuso un salario mínimo de 1.200 euros y la creación de una empresa pública de energía “que rebaje la factura de la luz”. También abogó por tener “dentista gratis, atención sanitaria a domicilio en áreas rurales, educación gratuita de cero a tres años”, entre otras medidas sociales.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, lamentó que España lleve “años de concesiones de competencias” a Cataluña tanto por parte del PP como del PSOE y abogó por aplicar el 155 en Cataluña. También propuso centralizar algunas competencias para tener “una selectividad y no 17” y una única tarjeta sanitaria. Además, presumió de haber desmantelado “más de 100 chiringuitos políticos fantasma del PSOE” en la Junta de Andalucía.

Finalmente, el líder de Vox, Santiago Abascal, atacó duramente el Estado de las autonomías. “El despilfarro de las autonomías lleva al espolio fiscal y esto al desempleo”, dijo. “Tenemos que elegir: o autonomías o pensiones”. También defendió que “hay que terminar con la sanidad universal para los inmigrantes” y reiteró sus propuestas de establecer en España una frontera dura, con muros en Ceuta y Melilla, deportaciones para migrantes irregulares y penas en sus países orígenes para los inmigrantes regulares que cometan delitos.