Marlaska advierte: los violentos que siguen libres en Cataluña serán "detenidos de inmediato"

Política y conflictos

Marlaska advierte: los violentos que siguen libres en Cataluña serán "detenidos de inmediato"
Foto: zipi

El ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha comparecido este viernes tras las violentas reacciones que se han producido en Cataluña por la sentencia del Tribunal Supremo y la celebración de una huelga general en esta jornada. Sobre el parón, Marlaska ha sido claro: “Quiero recordar que en un estado democrático los derechos de reunión y huelga están garantizados». Lo están porque nos España es «un país con altos estándares democráticos».

Los disturbios de los últimos días, que –de acuerdo con el ministro– han estado «protagonizados por grupos minoritarios muy organizados y con un mando y una estrategia evidentes» –han dejado 10 agentes heridos: cinco mossos y cinco policías nacionales–, «no quedarán impunes» y tendrán «sanciones penales y económicas». Por el momento son 16 los detenidos, de los cuales ocho están ya en prisión provisional. Y los que siguen en libertad, ha precisado, serán «detenidos de inmediato».

Marlaska ha agradecido el esfuerzo de los cuerpos desplegados en Cataluña –mossos, guardias civiles y policías nacionales–, de quienes ha dicho que «están dando muestras de una gran profesionalidad y eficacia». También ha hecho mención al impacto de la huelga y los disturbios, que sólo en Barcelona se cuantifica económicamente en 1,5 millones de euros –según fuentes del Ayuntamiento consultadas por la agencia Efe–, que «están provocando un grave desamparo, un grave daño a las instituciones y un grave daño a la imagen de Cataluña».

A estas horas de la mañana, con los datos de seguimiento de la huelga en la mano, se han suspendido 150 trenes de corta distancia, 15 de larga, 57 vuelos y hay numerosas carreteras cortadas en algunos tramos, entre ellas la A-2 y la AP-7. Asimismo, se ha registrado una reducción del 7% en el consumo eléctrico y la ausencia de ataques cibernéticos de consideración.

A partir de estos datos, Marlaska ha considerado que no ve necesaria una intensificación de la acción policial, ni tomar decisiones políticas más contundentes –Casado pidió a Sánchez la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional–, y ha destacado que los enfrentamientos entre manifestantes radicales independentistas y fascistas españolistas han sido «escasos» por el trabajo «bien coordinado» de los Mossos d’Esquadra.

Una de las imágenes que circuló a mayor velocidad durante el jueves fue la salvaje paliza de un grupo de neonazis a un manifestante independentista. Sobre este asunto, el ministro ha aclarado que hay «una persona identificada» y que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están investigando «todos aquellos actos que consideramos que son constitutivos de delitos», aclarando que no se investiga a nadie por sus ideas.

De momento, el Gobierno en funciones valora que los disturbios entran en un escenario de alteración del orden público y que esperan que «no haya que pasar a otro escenario»: «Iremos aplicando las opciones en función del escenario».

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha enfatizado que está en contacto con los principales partidos políticos para valorar soluciones y ha mencionado el artículo 155 y la Ley de Seguridad Ciudadana. Pero ha insistido también en la importancia de la «proporcionalidad» en la respuesta a los disturbios. «Contamos con la legitimidad democrática para hacerlo, las leyes nos amparan, pero es importante que haya una legitimidad social: que la ciudadanía entienda cuándo se aplican esas medidas extraordinarias».

También ha dicho que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, «debe aspirar a Gobernar para toda Cataluña y no para la mitad, que, por cierto, cada vez es más violenta».