The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

PSOE y PP pactan que el conservador Manuel Marchena presida el CGPJ

The Objective
Última actualización: 12 Nov 2018, 12:55 pm CEST
Foto: CGPJ | Web

El Gobierno socialista de Pedro Sánchez y el Partido Popular han pactado el nombramiento de Manuel Marchena como presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo en sustitución de Carlos Lesmes. Los socialistas y los populares se reparten de esta manera los sillones de CGPJ a pesar de que Sánchez había anunciado su decisión de romper relaciones con Pablo Casado por culparle de ser "responsable y partícipe" de un "golpe de Estado en Cataluña".

Manuel Marchena –Las Palmas de Gran Canaria, 1959– preside la Sala de lo Penal del Supremo y forma parte del tribunal designado para juzgar el proceso soberanista catalán, no obstante, con su designación como presidente del CGPJ, no podrá hacerse cargo del juicio al procés. Así lo ha confirmado la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en declaraciones a TV-3:"Si finalmente fuera él tiene que salir y entrar otro juez que le correspondiera en el orden previsto procesalmente".

El presidente del PP, Pablo Casado, ya se ha pronunciado al respecto y ha subrayado la "independencia" y la "extraordinaria profesionalidad" de los magistrados y juristas candidatos a renovar el Consejo General del Poder Judicial. "Marchena es un jurista de los mejores que haya tenido España en las últimas décadas y cuenta con el respeto de toda la profesión y con el respaldo de los representes de los españoles".

El plazo otorgado en el Congreso para que los grupos presenten sus candidatos a la renovación del CGPJ vence este lunes, y a la espera de conocer el resto de nombres, el Ejecutivo destaca que el órgano de gobierno de los jueces contará con una mayoría de 11 miembros progresistas de los veinte que lo conforman.

La Cámara baja propondrá 10 candidatos y otros 10 los presentará el Senado, donde el plazo de presentación de candidaturas para el órgano de gobierno de los jueces permanecerá abierto hasta diciembre. El mandato de los vocales en activo del CGPJ finaliza el día 4 de ese mes, y de los 20 vocales del organismo, 12 deben ser elegidos entre jueces y magistrados y los otros ocho entre "juristas de reconocida competencia", que son los que proponen directamente los grupos parlamentarios del Congreso y el Senado. En el último proceso de elección, diez fueron propuestos por el PP y siete por PSOE. CiU, PNV e IU eligieron uno cada uno.

Socialistas y populares suman mayoría suficiente en la cámara baja para renovar el CGPJ y las negociaciones para la renovación del Poder Judicial las han llevado la ministra de Justicia, Dolores Delgado, y su antecesor en el cargo, el popular Rafael Catalá. Precisamente, Catalá ha afirmado este lunes en Onda Cero que cree que Marchena puede ser un gran presidente y que "el acuerdo final es que el PP propone nueve nombres y el PSOE 11".

El Ejecutivo ha aceptado finalmente el nombre de Marchena porque considera que en el momento actual, máxime tras lo ocurrido con la decisión del Tribunal Supremo sobre el impuesto de las hipotecas, era necesario un mensaje de acuerdo y consenso de los partidos en torno a la Justicia. El objetivo del Gobierno ha sido no bloquear a la Justicia, sino facilitar su renovación, según han asegurado fuentes gubernamentales a la agencia Efe.

Rivera ataca al PP y el PSOE

El presidente de Cs, Albert Rivera, ha calificado de "escándalo y vergüenza" que el PP y el PSOE hayan negociado "a dedo" el reparto del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). "El Poder Judicial no es un supermercado", ha dicho en una entrevista en Tele 5.

El líder de Ciudadanos ve además "sorprendente" y "un pacto contra natura para muchos votantes" que el PP, según él, dé la mayoría a Podemos y que los que se manifiestan ante los jueces para pedir la independencia del Poder Judicial, como hizo el sábado Pablo Iglesias, sean ahora quienes los elijan.

Ha lamentado que PP y PSOE no consigan ponerse de acuerdo en temas como un pacto de Estado para la educación o para reformar la Administración, pero sí para que cada uno coloque a sus magistrados o para taparse en la corrupción como han hecho durante años. "Si lo que querían era recuperar la credibilidad de la Justicia tras la polémica por el fallo de la hipotecas, se ha hecho justo lo contrario a lo que había que hacer", ha subrayado Rivera.

Cs, ha explicado su líder, podría haber participado también en esta negociación porque por escaños le corresponde, pero ha declinado hacerlo porque no cree en un modelo en el que los partidos son los que eligen a los jueces. Por el contrario, ha defendido la propuesta de reforma de Cs para que sean los jueces los que escojan a los jueces.