The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Irlanda

Ryanair llega a un acuerdo con sus pilotos de Portugal, Reino Unido e Italia

The Objective
Foto: HEINO KALIS | Reuters

La aerolínea irlandesa Ryanair ha anunciado este viernes acuerdos sobre las condiciones laborales con los sindicatos de pilotos en varios países europeos, en un momento en el que su personal de cabina amenaza con nuevas huelgas.

La empresa ha afirmado que ha firmado un acuerdo con los sindicatos de pilotos SPAC en Portugal, Balpa en Reino Unido y Anpac en Italia. Estos acuerdos prevén mejores condiciones laborales, además de la negociación de un convenio colectivo.

Además, Ryanair ha anunciado que prevé la firma de un acuerdo de reconocimiento con el sindicato de pilotos Sepla, en España, lo que permitiría abrir negociaciones de cara a un convenio colectivo en el país.

La firma de un convenio colectivo debería permitir a los pilotos empleados directamente por Ryanair tener contratos regidos por el derecho laboral de sus países de residencia, en lugar de por el derecho laboral de Irlanda, una de las principales reivindicaciones de los sindicatos desde hace meses.

Estos acuerdos laborales representan un avance para la empresa, pero no solucionan el descontento que reina entre los pilotos de varios países en los que opera Ryanair y, sobre todo, del personal de cabina, que ha encabezado las principales protestas en la compañía.

Además de los acuerdos con los pilotos, Ryanair ha asegurado que espera poder firmar acuerdos con el personal de cabina en España y Portugal, pues las relaciones siguen siendo muy tensas.

El jueves por la tarde, los sindicatos que el 28 de septiembre convocaron una huelga en España, Portugal, Bélgica, Holanda, Italia y Alemania amenazaron con nuevas protestas a finales de año si Ryanair no cambia su posición, según un comunicado del sindicato belga CNE/LBC, informa AFP.

La huelga del 28 de septiembre, en la que los trabajadores de España, Alemania, Portugal, Holanda, Bélgica e Italia pedían una mejora de sus condiciones laborales, obligó a cancelar 86 vuelos con origen o destino en España y 250 vuelos en toda Europa.