The Objective
Publicidad
Sociedad

Las mujeres estudian cada vez más que los hombres pero siguen ganando menos

Las mujeres representan un porcentaje cada vez mayor de los titulados universitarios en la OCDE, pero eso no impide que sigan ganando menos que sus colegas masculinos y, de hecho, la brecha en ese nivel de estudios es más elevada.

Las mujeres estudian cada vez más que los hombres pero siguen ganando menos

Las mujeres representan un porcentaje cada vez mayor de los titulados universitarios en la OCDE, pero eso no impide que sigan ganando menos que sus colegas masculinos y, de hecho, la brecha en ese nivel de estudios es más elevada.

En su estudio anual sobre la educación publicado este martes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indica que un 50% de las mujeres de 25 a 34 años tenían estudios universitarios en 2017, frente al 38% diez años antes, mientras que entre los hombres los porcentajes pasaron del 30% al 38%.

Pese a esos avances, la inserción femenina en el mercado laboral es significativamente menor, ya que mientras un 89% de los hombres con titulación universitaria trabajan, el porcentaje es del 80% en las mujeres.

Además, si se analizan las remuneraciones de los asalariados a tiempo completo, los sueldos de las mujeres con formación superior son sólo un 74% del de los hombres con ese mismo nivel de formación. Esa brecha del 26% es superior incluso que la que se constata entre quienes sólo han cursado hasta segundo ciclo de secundaria (hasta el bachillerato), del 22%, o entre quienes abandonaron antes los estudios, también del 22%.

Las mayores diferencias de remuneración (hasta el 35%) entre trabajadores y trabajadoras con titulación universitaria se dan en Chile, Brasil (aunque no pertenece en la OCDE participa en el estudio) o IsraelPor el contrario, la brecha es inferior al 20% en Bélgica, España, Letonia, Luxemburgo, Eslovenia, Suecia, Turquía y, sobre todo, Costa Rica (7 %).

Los autores del estudio atribuyen esa brecha a «los estereotipos sexistas, las convenciones sociales y la discriminación contra las mujeres», pero también a que hombres y mujeres no estudian las mismas carreras. En la práctica, los primeros se decantan por estudios mejor remunerados como la ingeniería, las industrias de transformación o las ciencias, las matemáticas o la informática, mientras que las segundas están mucho más presentes en las ciencias de la educación, las letras, las lenguas y las artes.

Un 34% de los adultos españoles no posee el Bachillerato

La OCDE incide en que España encabeza las tasas de matriculación en Infantil y que un 34% de los adultos españoles no ha alcanzado el nivel de Secundaria Superior (Bachillerato y FP de grado medio) frente al 15% de la OCDE.

El estudio también asegura que los docentes españoles trabajan una media de 200 horas menos que en la OCDE. Los profesores españoles tienen una jornada de trabajo reglamentaria de 1.425 horas al año frente a las más de 1.600 horas de media de los países de la OCDE y las más de 1.500 de la UE.

Respecto a las horas de los alumnos en clase durante las enseñanza obligatorias, en Primaria son básicamente las mismas en España que en la media de la OCDE (792 horas por año frente a 793, respectivamente) y en la ESO los alumnos españoles alcanzan 1.054 horas frente a las 910 horas.

Los estudiantes españoles «gozan de un mayor acceso a un currículo flexible», es decir, a materias obligatorias flexibles elegidas por los centros, a diferencia de las materias obligatorias. Según la OCDE, estas representan el 20% de las horas de enseñanza obligatoria en Primaria (media de la OCDE 5 ) y el 23% en Secundaria (OCDE 7%).

La OCDE también revela que el 55% de los adultos españoles con padres sin enseñanza Secundaria Superior no alcanzaron ningún nivel educativo superior, lo que supone una «trampa intergeneracional» que puede llevar a altos niveles de desigualdad de ingresos en el país.

Un 18% de los españoles de 15 a 29 años son ninis

En España -continúa el estudio- el número de ninis (jóvenes de 15 a 29 años que ni estudian ni trabajan) sigue bajando y se cifra en 2017 en un 18% entre la población autóctona y el 30% entre los nacidos en el extranjero. No obstante, sigue por encima de la media de la OCDE y UE: 13% y 18% en la OCDE, y 12% y 19% en la UE.

El gasto en educación en España es relativamente inferior, en términos de PIB, para todos los niveles de enseñanza a la media de la OCDE y de la UE; y el gasto por alumno se ha reducido entre 2010 y 2015 en un 11% en la educación no universitaria y FP superior y en un 13 % en esos niveles.

Asimismo, según la OCDE, los universitarios en España pagan unas tasas académicas relativamente bajas para los grados en instituciones públicas, pero solo la mitad de ellos recibe becas o ayudas.

Al igual que en la mayoría de países de la OCDE, España mantiene un sesgo de género en los ámbitos de estudio, con tan solo un 8% de mujeres entre los graduados en ingeniería, producción industrial y construcción (media de la OCDE 11%).

Con datos de 2016, la OCDE recuerda que España ostenta la cifra más alta de alumnos repetidores en Secundaria de todos los países de la OCDE.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D