The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Sociedad

Receta para usar BiciMAD: suerte, mucha paciencia y casco

En un año ha habido un descenso del 11% de usuarios de BiciMAD. En el mismo periodo las quejas han aumentado un 71%. El Ayuntamiento habla de un aumento del vandalismo, mientras que sindicatos y oposición culpan a la falta de personal

Receta para usar BiciMAD: suerte, mucha paciencia y casco

Winnie|The Objective

Estación de Acacias de BiciMAD. Un frío miércoles de finales de noviembre a las dos y media de la tarde. La estación tiene 21 tótems y hay cuatro bicicletas estacionadas. Una tiene un sillín girado, señal informal empleada por los usuarios para advertir de que esa bici no funciona. Las tres bicis restantes tienen luz verde, ¿funcionarán?

Elena Gómez acaba de salir del trabajo y como cada día se dirige a la estación para volver a casa. A diferencia de quien va a coger el metro o el autobús, el usuario habitual de BiciMAD sabe que lo suyo es una lotería. El metro funciona. El autobús funciona. BiciMAD… Elena empieza las pruebas. Una de las tres bicis que está en verde no funciona, el botón de encendido no responde. La siguiente sí se enciende, ¡bien! Pero no… Elena trata de coger la bici pero no se suelta el nuevo seguro de la rueda de atrás, así que no hay manera de sacarla. Antes de probar la bici que queda, Elena saca el móvil para dar cuenta de las correspondientes incidencias. Empieza con la bici del seguro trasero. Como este sistema es nuevo, la app de BiciMAD no lo incluye, por lo que no puedes reportarlo. Puedes denunciar una avería en la cadena, pata, rueda delantera, trasera, cuadro, sillín, etc. Pero ni rastro de seguro trasero; esta bici es más moderna que la app. Otra opción es llamar al 010 y Elena está harta de hacerlo, sus amigas bromean diciendo que en BiciMAD la deben tener fichada.

«Es desesperante. Lo primero que te dice el mensaje grabado es que es un servicio veinticuatro horas y después ¡te cuelgan! Normalmente me atienden a la cuarta o quinta llamada que hago». Hoy esto no sucede, antes de llamar y de poder probar la última bici, llega una mujer a la estación. A Elena se le ilumina la cara, no hay tiempo que perder. Parece que la bici circulaba con normalidad, así que todo apunta a que funciona. Elena se monta. «¡Bingo! Hemos tenido mucha suerte, con tan pocas bicis no es normal haber encontrado esta que funciona. Si no, me habría tocado bajar hasta la siguiente estación».

Sillín girado, señal informal entre los usuarios para avisar de que la bici no funciona. | Foto: Winnie | The Objective.

Vandalismo frente a falta de personal

Según la web de BiciMAD, en Madrid hay 2.964 bicicletas, 6.315 anclajes y 264 estaciones. Es decir, hay muchísimos más anclajes que bicis. Empezamos bien. Carlos Mateo, director de Otros Servicios de Movilidad en EMT, reconoce a The Objective que el servicio no atravesó su mejor momento durante el verano y achaca los problemas a un aumento del vandalismo desde junio; «pero a partir de octubre se está recuperando y actualmente la evolución es positiva». Efectivamente los usuarios consultados reconocen que el servicio ha mejorado desde verano, pero mejorar no implica buen funcionamiento

Mateo dice que el incremento del vandalismo tuvo su máximo pico en septiembre, cuando se llegó a alcanzar la cifra diaria de más de quinientas bicis arrancadas de sus bases; y el vandalismo implica en muchos casos que las bicis tengan que pasar por el taller. Para Mateo el vandalismo fue en aumento desde que terminaron las medidas restrictivas por la pandemia. A raíz de este aumento han contratado a veinticinco operarios más para reforzar el sistema –en dos meses este refuerzo de personal de recogida atendió más de veinte mil avisos de bicicletas abandonadas–, han puesto el seguro trasero para que sea más difícil sacarlas por la fuerza –este es el seguro que estaba estropeado en la bici de Elena– y trabajan para instalar cincuenta cámaras de vigilancia en las estaciones más conflictivas

BiciMAD no ha dejado de crecer desde su creación sin que haya habido un refuerzo de la plantilla en la misma proporción.

Por lo que parece nadie niega que exista el vandalismo en BiciMAD. Como explica otro usuario habitual, Raúl Téllez, «claro que hay gente que se las carga, llegas y te encuentras el guardabarros doblado, la rueda pinchada. Ves que hay algunos que se suben dos o tres en una bici y hacen de todo». La oposición política tampoco lo niega, la cuestión es si esta es la principal causa del mal funcionamiento. Los trabajadores ponen el foco en la falta de personal, BiciMAD no ha dejado de crecer desde su creación sin que haya habido un refuerzo de la plantilla en la misma proporción. En UGT EMT Madrid están actualmente cerrando el convenio para mejorar la situación. En declaraciones a este medio afirman que «la plantilla insuficiente sigue siendo el principal problema. Ha habido una contratación reciente pero es insuficiente». Para Mateo, en cambio, ningún sistema de bicicleta público está dimensionado para atender el incremento de vandalismo vivido en Madrid e insiste en que el personal contratado recientemente más las medidas de seguridad establecidas han hecho que se reduzcan el número de bicicletas vandalizadas. «Creemos que el sistema, una vez se normalice el servicio, estará en unas condiciones muy favorables de plantilla», defiende. No lo ven así desde Más Madrid que, en declaraciones a The Objective de Rita Maestre, afirma: «El Ayuntamiento tiene que dejar de escatimar recursos en personal, como venimos pidiendo desde hace más de un año, pues las pocas incorporaciones que ha habido han llegado cuando el sistema ya estaba bajo mínimos. También hay que acelerar la implantación de los seguros traseros y no dejar nunca de buscar mejoras técnicas».

Dos bicicletas estacionadas con luz verde pero que no se pueden usar. | Foto: Winnie | The Objective.

Carrusel de incidencias: sentimos las molestias ocasionadas

Los usuarios de BiciMAD desde sus inicios repiten la misma expresión cuando hablan del servicio: va por épocas, las hay mejores y peores. «Actualmente todos los días para ir al trabajo son yincanas. Puedes encontrarte cinco bicis en la misma estación y que no puedas usar ninguna; siempre hay bicis rotas en cualquier estación, te diría que la media es de cinco o seis como mínimo. Mientras desayuno miro en la app las dos estaciones que tengo más cercanas: Beata y Legazpi, cuántas bicis hay en cada una y a veces me voy andando al trabajo porque no he encontrado ninguna que pueda usar». Raúl me dice que ahora hay la cantidad de bicis normal. ¡Cómo que normal!, exclamo intrigada. «Bueno, normal por decirlo de alguna manera… Que haya seis bicis no es garantía de que funcionen», dice resignado. 

A las bicis rotas que no se pueden sacar de sus tótems se unen otras incidencias: que no puedas usar la bici pero aun así el servicio te cobre y que puedas sacar la bici, que aparentemente funcione, pero luego la realidad es que no, con lo que te toca volver a trancas y barrancas a la estación para devolverla. «Yo nunca llegué a disfrutar BiciMAD en toda su amplitud, es desmoralizador. Te crees que está bien la bici, te pones a andar con ella y pareces un payaso porque no funciona bien. No es una buena manera de empezar el día», cuenta Violeta Muñoz, antigua usuaria habitual de BiciMAD que poco antes de comenzar la pandemia se compró su propia bici con motor como las que ofrece BiciMAD.  

El uso de BiciMAD ha bajado casi un 25% desde noviembre del año pasado a este

Según datos del Ayuntamiento, que Más Madrid ha compartido con este periódico, el uso de BiciMAD ha bajado casi un 25% desde noviembre del año pasado a este: de 302.824 a 231.853. A 30 de noviembre de este año hay 69.428 abonados frente a los 78.032 de hace un año, un descenso del 11%. Por otra parte, en octubre de este año los usuarios reportaron 4.803 avisos –lo que equivale a 154 al día–. Un año antes octubre recogió 2.807 avisos –equivale a 90 al día–, lo que supone un incremento del 71%; «y eso que en 2020 los avisos ya estaban disparados respecto al mismo periodo del año anterior, cuando hubo 1.858 –media de 59 al día–», denuncian desde Más Madrid. 

Elena trata de poner una incidencia por el fallo en el seguro trasero, pero la app no te da esa opción. | Foto: Winnie | The Objective.

Como hemos visto los usuarios de BiciMAD ponen sus incidencias a través del teléfono 010 o de la app. También los hay que a diario publican sus quejas en Twitter. Aunque no es el lugar, el perfil oficial del servicio suele responder y algunas de las palabras que más repite son: sentimos las molestias ocasionadas.

«El servicio debería detectar las incidencias sin que haya un ejército de voluntarios –los usuarios– trabajando para ello»

Elena dice que la mayoría de la gente con la que habla no se queja oficialmente. Ella lo hace cuando vuelve de trabajar, a la ida no le da tiempo, bastante tiene con encontrar una bici que funcione. Así que a la vuelta reporta lo que se va encontrando. «Creo que es importante que pongamos las quejas necesarias; yo creo que he puesto millones», dice sabiendo que exagera pero también que es raro el día en que no pone ni una. Raúl confiesa que pone pocas quejas porque está harto. «He puesto bastantes reclamaciones pero llega un punto que es como bueno, pues ya la revisarán». El compromiso de Elena y la resignación de Raúl dan paso al enfado de Violeta: «Al principio sí que ponía quejas pero dejé de hacerlo. Estaba con la ilusión de que me hicieran caso pero dejé de creer en el sistema, perdí la paciencia: tienes un horario, tienes que llegar a los sitios, no puedes llegar siempre tarde por el problema de las bicis. El servicio debería detectar las incidencias sin que haya un ejército de voluntarios –los usuarios– trabajando para ello. En un principio este sistema me parecía bien pero como no funcionaba, me harté». 

¿Mejorará BiciMAD?

Los rumores sobre la privatización de BiciMAD ante la falta de un servicio totalmente óptimo están siempre presentes. Mateo garantiza a este periódico que el Ayuntamiento tiene prevista la gestión directa de BiciMAD a través de la EMT. «Además, desde 2019, este equipo de gobierno ha ampliado el servicio en noventa estaciones, llegado a cinco nuevos distritos y tiene el objetivo de llegar a los veintiún distritos de Madrid en los próximos años. A los usuarios les diría que a pesar de las circunstancias por las que ha atravesado el servicio en verano y las consecuencias que ha tenido, estamos trabajando para volver a ofrecer la mejor versión». 

El seguro trasero no se abre y no se puede usar esta bicicleta. | Foto: Winnie | The Objective.

Actualmente trabajan para volver a ofrecer toda la flota disponible. El nuevo presupuesto para 2022 destinará diecinueve millones de euros a BiciMAD que se destinarán a renovar la flota y a la mejora tecnológica. Algo que cuando se anunció criticó duramente Más Madrid por no destinar parte a la contratación de personal. 

A la espera de que la situación mejore, o no, los usuarios son quienes pagan las consecuencias. Elena, Violeta y Raúl coinciden en que para ellos es la manera más rápida de desplazarse. Elena, por ejemplo, tarda diez minutos en llegar al trabajo en bici, mientras que en metro tarda alrededor de veinticinco. Además a los tres les gusta la bici. «Es una felicidad, yo a veces voy hasta cantando. Te da el aire en la cara, nada que ver el ánimo con el que llego al trabajo de ir en bici a ir en metro», cuenta Elena. 

Ese no era el tema y por eso no les pregunté, aunque no hizo falta porque los tres aprovecharon para reclamar más carriles bici. Para Raúl el mayor drama no está en el deficiente servicio de BiciMAD sino en que no construyan carriles bici. «Es por nuestra seguridad, Madrid es complicado para las bicis», denuncia. «Yo voy en BiciMAD porque me da algo más de seguridad que una bici normal», explica Elena. «Y aun así a mí me han dado toquecitos con el coche en la rueda en plan ji ji, ja ja. También he tenido los típicos pitidos, en fin, de todo. Voy siempre por mitad del carril, me da miedo que me intenten adelantar». Volviendo a BiciMAD: «Es superdesmotivador, si funcionara sería maravilloso, para mí sería tan bueno…», concluye Elena. 

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D