The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Sociedad

Los veterinarios piden tranquilidad ante la gripe aviar: «No hay riesgo para los humanos»

El riesgo es para las granjas avícolas, que deben extremar las medidas de bioseguridad para evitar que los contagios lleguen a las aves domésticas

Los veterinarios piden tranquilidad ante la gripe aviar: «No hay riesgo para los humanos»

Md Manik (Europa Press)

Los brotes en aves salvajes, los confinamientos de granjas avícolas y el sacrificio de 18.000 pavos afectados en una granja de Segovia han vuelto a llevar la gripe aviar a los titulares. Aunque sea un virus conocido y sus consecuencias se conozcan desde hace décadas, es inevitable que se cree cierta alerta, pero los veterinarios están de acuerdo en que es innecesaria y piden tranquilidad, pues aseguran que ni se transmite por el consumo de alimentos ni puede crear una epidemia en humanos. 

El riesgo, en este caso, es para las granjas y explotaciones avícolas, que deben extremar las medidas de bioseguridad para evitar que los casos en aves silvestres lleguen a las aves domésticas y obliguen al sacrificio de numerosos animales, con los costes económicos y en el bienestar animal que eso supone. 

La situación en Europa y en España

Por el momento, en España solo se ha detectado un brote en una granja de aves domésticas, en una explotación de pavos de Segovia, que afectó a 18.900 ejemplares. En aves silvestres sí se han detectado más casos, lo que demuestra que «los servicios de vigilancia epidemiológica funcionan», afirma Santiago Vega, catedrático de Sanidad Animal de la Universidad CEU Cardenal Herrera, en una conversación con THE OBJECTIVE

Los confinamientos de aves de corral, que no pueden salir al exterior aunque habitualmente sean criadas así, en municipios de varias comunidades autónomas, como Murcia, Galicia y Castilla y León, entre otras, son medidas preventivas por el avance de la gripe aviar en otros países europeos, por no porque exista una alerta en España. En Francia, por ejemplo, se han identificado más de 230 focos de gripe aviar y se va a proceder al sacrificio masivo de hasta 2,5 millones de aves en granjas del suroeste del país.

«Estamos sufriendo la epidemia que existe en Europa desde hace dos o tres temporadas con estos virus y es muy difícil escapar a ello, pero hasta ahora son situaciones muy puntuales en España, no hay que darles más importancia de la que tienen», señala a este diario Elías Rodríguez Ferri, catedrático de Microbiología de la Facultad de Veterinaria de León.

Sin riesgo de epidemia humana 

Todos los expertos consultados por este periódico coinciden en que no existe riesgo de que esta enfermedad se expanda entre los humanos. «Como todos los virus, se puede terminar adaptando a los humanos, pero para eso hace falta un contacto muy estrecho y prolongado en el tiempo», explica Santiago Vega, que añade que además, en caso de contagio, «la probabilidad de que se transmita de humano a humano a día de hoy prácticamente no se ha descrito». 

En el mismo sentido se pronuncia Pablo Catalá, director gerente del Centro de Calidad Avícola de la Comunidad Valenciana (Cecav): «El contagio a las personas es despreciable y solo se ha dado en caso de contacto estrecho con las aves enfermas, con menos de 900 casos en humanos en los últimos 20 años por H5N1 en el mundo». 

Además, insisten en que consumir productos avícolas es seguro, ya que no existe riesgo de contagio por esta vía. «No hay ningún peligro de transmisión a través de los alimentos, porque fundamentalmente la vía de excreción del virus es o bien por vía nasal o por las heces», explica Santiago Vega. 

Y añade Elías Rodriguez, aunque el virus no se contagie de esta forma, el consumidor no llega a recibirlo, «no hay oportunidad de que llegue al alimento porque no solo se eliminan los animales que han muerto por la enfermedad, se elimina a todos». «Las reglas de actuación en brotes epidémicos de esta enfermedad son de una rigurosidad extrema, se sacrifican todos los animales, se establecen círculos de control y de vigilancia, se tiene que controlar el movimiento de todos los animales, se prohíbe el movimiento en la zona de control», añade el catedrático. 

Un riesgo económico para las empresas

El riesgo en este caso no es por la salud pública, sino para la salud animal y para las empresas que de ella dependen. «Es un tema económico, cuando te llega la gripe aviar altamente patógena, porque con la de baja patogenicidad ni siquiera se toman medidas, pero esta es muy contagiosa y produce muchas muertes en los animales, lo que quieres es cuanto antes aislar las granjas, sacrificar a todos los animales y cortar el contagio, porque te puedes quedar sin la producción de gallinas o de pavos en tres semanas», explica Vega. 

A esto se suma su repercusión en el bienestar animal, el sufrimiento de los animales afectados y el eventual sacrificio de animales sanos, y la afección psicológica de los productores afectados», señala Catalá.

Para evitar el contagio de un ave y que el virus se expanda, la clave es la bioseguridad, explican los expertos. «La bioseguridad son las medidas que toman las granjas para blindarlas y evitar la entrada de agentes infecciosos», explica Vega. «Si tú ya eso lo tenías instaurado, no vas a tener ningún problema porque no te van a entrar aves silvestres. Ahora, aquellos que todavía les cuesta entrar en la dinámica de la bioseguridad porque ven en ella un gasto y no una inversión son los que pueden tener problemas», añade. 

Estas medidas son importantes, igual que los confinamientos preventivos, debido a que el contagio viene habitualmente del contacto con aves migratorias silvestres. Por tanto, si se evita que puedan acceder a la granja o que los animales de esta salgan al exterior, el contagio es realmente complicado. 

La imagen en el exterior 

Dado que en España los casos son puntuales y la vigilancia y prevención funcionan en la mayoría de las ocasiones, la principal preocupación de las empresas no es el virus en sí, sino las repercusiones que este pueda tener en la imagen del sector fuera de España y en las restricciones que se puedan imponer a las exportaciones, según explican fuentes del sector. 

Por eso, las empresas están pendientes de las medidas que puedan tomar otros países europeos tras las noticias conocidas esta semana de la situación en España. 

«Hay países que cierran la exportación cuando se detecta un único caso de influenza en el país de origen», explica Catalá, pero señala que son casos «extremadamente raros» en España. 

Por eso, los veterinarios piden tranquilidad y no dejar de consumir productos avícolas, como carne o huevos, por miedo a la gripe aviar, dado que no existe ningún riesgo. Además, Vega señala que «es la proteína más barata que tenemos, la que puede comprar casi cualquier familia, y si damos una imagen de miedo, mucha gente no va a comprarla». 

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D