Torra visita Escocia en busca de un frente independentista común

Mundo ethos

Torra visita Escocia en busca de un frente independentista común
Foto: Govern Generalitat

El presidente catalán, Quim Torra, ha comparecido este miércoles desde Edimburgo (Escocia) junto a la exconsellera Clara Ponsatí –sobre quien pesa una orden de extradición pendiente de resolver por la Justicia escocesa– y su abogado antes de reunirse con la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, y miembros del Partido Nacionalista que lidera. También se reunirá con formaciones contrarias al secesionismo.

Torra ha manifestado que las «dos naciones» comparten «un proceso de separación pacífico» y que el referéndum de autodeterminación escocés, que salió con un resultado favorable a la permanencia en el Reino Unido, es su principal referencia.

«Es la primera vez que un presidente catalán se reúne con una primera ministra de Escocia», ha celebrado Torra. «Creo que es el punto de partida de una relación que se tiene que mantener en el futuro. Hay un largo camino donde podemos trabajar juntos, queremos debatir sobre cómo van a organizar el segundo referéndum. Queremos conocer qué propuestas pueden proporcionarnos en esta situación tan critica en Cataluña. Admiramos a Escocia porque tienen unos valores sólidos».

Por otra parte, el president ha declarado nuevamente que en España se «vulneran» los derechos humanos, que el Rey «justifica la violencia» y que los «presos políticos» no son una materia negociable. Dicho esto, ha reconocido que su reunión con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, fue «muy sincera» y que llegaron al punto común de que los «problemas políticos» deben solucionarse desde la política.

Torra, que ha respondido a los periodistas acreditados en inglés, castellano y catalán, ha pedido a los ciudadanos escoceses que imaginen que los políticos escoceses estuvieran en prisión «solo por ir a votar», que la policía británica interrumpiera «con violencia» una jornada electoral, y ha insistido en que en España «hay una regresión democrática» y «el franquismo está en la calle».

Asimismo, ha declarado que «en España hay represión» y que se les «persigue» por llevar un lazo amarillo, igual que lo hacen con «artistas y profesores». De hecho, ha puesto como ejemplo el caso de Clara Ponsatí, quien ha lamentado que sus «derechos humanos» han sido «destruidos». El abogado de la exconsellera ha recordado que tiene 61 años y que una sentencia de 31 años de prisión contra ella sería «una pena de muerte».

Los políticos presos, en cárceles catalanas

Los exconsellers de Presidencia, Jordi Turull; Interior, Joaquim Forn; y Territorio, Josep Rull, han ingresado este miércoles en la cárcel barcelonesa de Lledoners, completando definitivamente el traslado a Cataluña de los nueve políticos independentistas que continúan en prisión preventiva por cargos de rebelión.

La comitiva de vehículos de los Mossos d’Esquadra que trasladaba a Turull, Forn y Rull ha llegado a las 12.58 horas al centro penitenciario de Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), uno de los más modernos de Cataluña, donde desde el pasado 4 de julio ya permanecen ingresados los exconsellers Oriol Junqueras, Raül Romeva y los Jordis, tal y como ha podido saber la agencia Efe.

Mientras los siete hombres han sido trasladados a la prisión barcelonesa, la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, y la exconsellera de Trabajo, Dolors Bassa, permanecen en el centro de Puig de les Basses, en Figueres (Girona).