The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Astrónomos estudian un cuerpo interestelar que podría estar hecho con tecnología extraterrestre

Redacción TO
Última actualización: 12 Dic 2017, 5:31 pm CET
Foto: NASA | NASA

Astrónomos tratarán de escuchar los sonidos del primer objeto interestelar en orbitar el sistema solar, al que han llamado ‘Oumuamua’ o ‘primer mensajero’ en hawaiano. Los científicos sospechan que podría haber sido creado con tecnología alienígena.

El Green Bank Telescope en Virginia Occidental, uno de los telescopios más grandes del mundo, será usado para escuchar -a partir de este miércoles- a través de señales de radio los sonidos del misterioso asteroide que proviene de otro sistema solar. Los científicos del Breakthrough Listen project son los encargados de buscar evidencias de una civilización marciana.

El cuerpo tiene forma de cigarrillo y, de acuerdo, a la Nasa fue descubierto por primera vez en órbita en octubre. ‘Oumuamua’, según los astrónomos, alcanzó una velocidad de 196.000 millas por hora cuando pasó junto al Sol.

La primera “fase de observación” que será este miércoles puede durar hasta 10 horas. Avi Loeb, quien forma parte del Breakthrough Listen project y es profesor de Astronomía de la Universidad de Harvard, ha dicho que a pesar de las expectativas, puede tratarse de un objeto de “origen natural” pero que debido a su peculiar forma “hay que estudiarlo”.  Según un artículo de Nature el asteroide está formado de materiales metálicos o rocosos y a diferencia del resto que se encuentran en nuestro sistema solar, presenta una forma muy alargada con una longitud de al menos 400 metro.

Los científicos habían pensado originalmente que el asteroide se originó de la estrella Vega, que está a 25 años luz de distancia, pero al analizar la trayectoria de la roca, determinaron que Vega no habría estado cerca de su posición actual hace 300.000 años cuando 'Oumuamua' comenzó su viaje.

El Breakthrough Listen project se lanzó en la Royal Society de Londres en 2015, cuando el cosmólogo de Cambridge Stephen Hawking anunció el esfuerzo por escuchar señales de vida en los planetas que orbitan el millón de estrellas más cercanas a la Tierra.