El impago a las enfermeras en una clínica de Caracas obliga a abandonar a pacientes con diálisis

Sociedad

El impago a las enfermeras en una clínica de Caracas obliga a abandonar a pacientes con diálisis
Foto: Jose Luis Magana

La falta de medicamentos en Venezuela es un drama constante que no parece tener solución, al menos, de momento. A esto hay que añadir los impagos en los centros médicos y hospitales que hacen que la situación médica en el país sudamericano sea insostenible.

El último episodio ha tenido lugar en la unidad de diálisis de la clínica caraqueña Riverside en Bello Campo, donde las enfermeras han decidido hacer huelga para protestar ya que, aseguran, llevan dos meses sin cobrar, informa El Estímulo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

En la unidad de diálisis de la clínica Riverside en Bello Campo hay una huelga. Las enfermeras de la institución decidieron no asistir más al trabajo para protestar por tener dos meses sin cobrar salario. El resultado de su decisión fue la falta de diálisis de más de 66 pacientes que, sin el tratamiento, pueden morir más rápido de lo que piensan “Carlitos” Rodríguez tiene 10 años asistiendo a la clínica para su dosis de diálisis diaria. De los tres turnos que asignan dentro de la institución a él le tocó al mediodía, pero llegó temprano para no estar tan atrás en la cola. La sorpresa que se llevó fue que iba a tener que regresarse a su casa porque no iban a atenderlo hoy. Ya tenía tres días sin recibir su tratamiento y asumió que todavía aguantará algunos más. Realidad que no todos viven. José Bastidas usa una camisa amarilla gastada y unos zapatos de goma. Sufre de hepatitis y tampoco va a dializarse hoy. “Estoy luchando por mi vida, aquí las condiciones no son óptimas”, dijo mientras mostraba las sillas en la sala de cuatro máquinas de diálisis para quienes son positivos en hepatitis, salón que él mismo llamó “cementerio de máquinas” porque de esas cuatro, solo una funciona. “Nosotros somos cuatro en esta sala y nos tenemos que turnar pero eso no debería ser”. #elestimulo #noticias #pacientes #diálisis #renales #enfermeras #caracas #29oct Texto 📰: @tatipenaa Fotografías 📷: @doncremades

Una publicación compartida de El Estímulo (@elestimulo) el

Como consecuencia de esta decisión, casi 70 pacientes han recibido el alta hospitalaria. Enfermos cuya situación podría empeorar drásticamente si dejan de recibir el tratamiento. Uno de ellos es Carlos Rodríguez, un enfermo que lleva diez años asistiendo a la clínica para recibir su dosis diaria de diálisis. De los tres turnos que asignan dentro de la institución a él le tocó al mediodía, sin embargo, Rodríguez decidió madrugar. La sorpresa que se llevó fue que iba a tener que regresarse a su casa porque no iba a ser atendido hoy; y con este sería el tercer día sin recibir su tratamiento, informa  El Estímulo.

José Bastidas lleva una camisa amarilla gastada y unos zapatos de goma. Sufre de hepatitis y tampoco va a dializarse hoy. “Estoy luchando por mi vida, aquí las condiciones no son óptimas”, denunciaba mientras mostraba las sillas en la sala de cuatro máquinas de diálisis para quienes son positivos en hepatitis, lugar que él mismo llamó “cementerio de máquinas” porque de esas cuatro, solo una funciona. “Nosotros somos cuatro en esta sala y nos tenemos que turnar pero eso no debería ser”.

 

La Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven) ha asegurado que el desabastecimiento de medicinas ha llegado al 85%. El portal El Pitazo ha revelado que para realizar una mamografía, una venezolana debe gastar el 87% de su salario mínimo: 1.800 bolívares soberanos. La Sociedad Venezolana de Oncología (SVO) señaló por su parte que varios hospitales no podían realizar esos estudios porque los aparatos estaban inoperativos o tenían fallas. Por su parte, la Asociación Venezolana de Hemofilia (AVH) denunció que 272 de los 4.990 pacientes se encuentran en situación de vulnerabilidad y requieren de factor de coagulación VII, que ha estado ausente desde hace dos años. En lo que va del año, precisó, murieron 12 personas por la falta de factores de coagulación y otras medicinas y por complicaciones provocadas por las hemorragias. Durante el último, consigna el mismo portal, fallecieron 10 pacientes renales en una unidad de diálisis del estado Táchira por la falta de insumos y medicamentos.