The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Rusia

Cinco chechenos condenados por el asesinato del opositor ruso Nemtsov

Redacción TO
Última actualización: 19 Dic 2018, 4:58 pm CEST
Foto: KIRILL KUDRYAVTSEV | AFP

Cinco chechenos acusados del asesinato del opositor ruso Boris Nemtsov en febrero de 2105 han sido declarados culpables este jueves por un tribunal de Moscú. Durante el largo proceso de investigación llevado a cabo desde el asesinato no se ha podido determinar cuál de los cinco fue el instigador del crimen.

Un jurado de 12 personas ha sido quien ha declarado culpables a los cinco hombres, que “no merecen indulgencia”, según el veredicto emitido por el tribunal después de tres días de deliberaciones. Las condenas de los culpables del asesinato de Nemtsov serán divulgadas por el tribunal en los próximos días.

Nemtsov, una figura central de la oposición al presidente Vladimir Putin, fue asesinado a tiros en un puente de Moscú a escasos metros del Kremlin en la noche del 27 de febrero de 2015, cuando caminaba junto a su compañera. Los cinco hombres, Zaur Dadajev, Chadid y Anzor Gubachev, Temirlan Eskerjanov y Jamzat Bajaiev, estaban siendo juzgados por el crimen desde octubre de 2016.

Todos ellos se han declarado no culpables del asesinato, y la Policía sigue buscando a un sexto hombre, Ruslan Mujudinov, identificado en diciembre de 2015 como el presunto instigador del crimen.

La familia de la víctima ha denunciado un “fiasco total” de la justicia, informa AFP. “No podemos decir que estamos satisfechos con el veredicto. No hay ni un organizador ni un instigador”, ha declarado a los periodistas Vadim Projorov, abogado de la familia de Nemtsov.

“Los investigadores y el tribunal literalmente persistieron en su rechazo a reconocer este asesinato como político (...) y evidentemente no buscaron establecer la verdad”, ha dicho la hija de la víctima, Janna Nemtsova, en un mensaje a través de su cuenta de Facebook.

El asesinato de Nemtsov, que se impuso como uno de los líderes opositores durante la campaña electoral de Putin en 2011, causó una gran conmoción en todo el mundo. En Moscú, miles de personas desfilaron una semana después de su muerte para homenajearlo y reclamar justicia.