The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Indonesia

Críticas por el nombramiento de un alto cargo chino como presidente de Interpol

Stringer
Foto: Stringer |

Alarma y preocupación ha provocado entre los defensores de los derechos humanos el nombramiento este jueves del viceministro de Seguridad de China, Meng Hongwei, como nuevo presidente de Interpol, la organización internacional de policía, en un acto celebrado por la Asamblea General celebrada en la isla indonesia de Bali. Grupos defensores de los derechos humanos han expresado su malestar, recordando los abusos y la falta de transparencia del sistema legal chino. El nombramiento fue hecho público por Interpol a través de su cuenta oficial de Twitter.

La elección de Meng se produce mientras el presidente chino Xi Jinping está tratando de dar un impulso a su campaña de cuatro años contra la corrupción, incluido el regreso de ex funcionarios y otros sospechosos que huyeron del país. China aportó en abril de 2014 a Interpol una lista de sus 100 supuestos delincuentes más buscados del país, de los cuales, cerca de un tercio han sido repatriados para enfrentarse a la justicia china.

La acción anticorrupción está liderada por el órgano de control interno del Partido Comunista, el altamente secreto Comité Central para la Inspección y Disciplina, en vez de por la policía, provocando dudas sobre su seguridad y legitimidad. Más de un millón de funcionarios han sido objeto de castigos de diferentes tipos. Además, la Policía china y el sistema judicial han sido criticados por abusos, confesiones bajo tortura, arbitrarias prohibiciones para viajar, desaparición y detención sin cargos de disidentes políticos y familiares de éstos. Todo esto ha provocado reticencias entre muchos países occidentales a la hora de firmar acuerdos de extradición con China o devolver sospechosos buscados por crímenes no violentos.

Dadas estas circunstancias, la elección de Meng es “alarmante”, ha dicho Maya Wang, responsable de un grupo de trabajo con sede en Hong Kong vinculado a Human Rights Watch. “El nombramiento de Meng probablemente anime y fomente los abusos en el sistema”, ha declarado. En parecidos términos se ha manifestado Nicholas Bequelin, director de Amnistía Internacional para Asia Oriental. Meng sustituye en el cargo al frente de Interpol a la francesa Mireille Ballestrazzi, durante los próximos cuatros años. China entró en la organización 1984.