Al menos 30 muertos tras desplomarse un viaducto en una autopista de Génova

Mundo ethos

Al menos 30 muertos tras desplomarse un viaducto en una autopista de Génova
Foto: Ayuntamiento de Palomares del Río| Reuters

Al menos 30 personas han muerto y 16 han resultado heridas de gravedad tras el derrumbe de un tramo de un viaducto de una autopista en la ciudad italiana de Génova, según ha informado el ministro del Interior, citado por EFE. Los equipos de rescate siguen buscando a posibles supervivientes o víctimas enterradas entre los escombros.

El balance de muertos es provisional y hay ahora mismo cierta discrepancia en cuanto a la cifra de víctimasEl ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, dijo a los medios desde la isla de Sicilia (sur), donde se encuentra, que hay una treintena de muertos, sin embargo, el director operativo de Protección Civil de Italia, Luigi D’Angelo, señaló que son una veintena

D’Angelo ha confirmado que hay además 16 heridos, diez de ellos en estado grave, y todos están siendo atendidos en diversos hospitales de la zona.

«Parte del puente Morandi ha colapsado en la A10», han informado los bomberos a través de su cuenta de Twitter en el momento del accidente.

El puente Morandi tiene 1.182 metros de longitud y una altura de 90 metros. Se ha venido abajo un tramo de dos carriles de unos 100 metros de longitud.  El derrumbe de este tramo del puente se ha producido tras una fuerte tromba de agua, ha explicado la Policía italiana.

Se teme que algunos vehículos puedan estar debajo de los escombros, por lo que los equipos de emergencia que se han desplazado al lugar están empleando perros de búsqueda.

El puente fue construido en la década de 1960 y une la autopista A10, que llega desde la frontera de Francia, con la A7 hacia Milán. El viaducto transcurre sobre una zona urbana en la que hay centros comerciales, edificios residenciales y áreas industriales.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha dicho a través de su cuenta de Twitter que está siguiendo «minuto a minuto la situación del derrumbe del puente de Génova» y ha agradecido a los más de 200 bomberos que «están trabajando para salvar vidas».

Por su parte, el ministro de Infraestructuras y Transporte, Danilo Toninelli, ha dicho que sigue «con máxima aprensión» el derrumbe, «que se perfila como una inmensa tragedia».

Los consulados españoles en Génova y en Milán han puesto varios teléfonos a disposición de los españoles que se encuentren en la zona.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho que el Gobierno de España «quiere manifestar su solidaridad con todo el pueblo italiano y, especialmente, con las víctimas de esta tragedia».

El Gobierno italiano exige responsabilidades

El Gobierno italiano ha exigido responsabilidades tras el derrumbe del viaducto. El balance provisional es de una treintena de muertos y decenas de heridos graves, confirmó el ministro del Interior italiano, el ultraderechista Matteo Salvini«Como italiano, haré todo lo que esté en mi mano para tener nombres y apellidos de los responsables pasados y presentes, porque es inaceptable que en Italia se muera así», ha declarado Salvini.

En la misma línea se han mostrado otros miembros del Ejecutivo, formado por el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la Liga, como el ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, quien ha afirmado que «todos los responsables pagarán».

El derrumbe se produjo por causas que aún se desconocen y que deberán ser esclarecidas en una investigación que se iniciará en las próximas horas. Sin embargo, ya se ha despertado en el país un debate sobre el estado de las carreteras, y sobre ello Toninelli ha subrayado en una entrevista al canal privado Sky que esa autopista estaba gestionada por parte de la compañía Austostrade per l’Italia, filial de Atlantia. Precisamente, el título de Atlantia ya ha perdido un 5,39% en la bolsa de Milán tras conocerse la noticia del derrumbe.

«Austostrade per l’Italia tenía una concesión del Estado para encargarse de la gestión y de la manutención de esta carretera. La manutención es absolutamente competencia de Autostrade», ha insistido. Y es que tras el siniestro la concesionaria italiana ha explicado en una nota que estaba trabajando para consolidar el pavimento del viaducto y que, «tal y como estaba previsto, se había instalado un puente grúa para permitir el desarrollo de actividades de mantenimiento».

«Los trabajos y el estado del puente estaban sujetos a la constante observación» de las autoridades locales, ha indicado la compañía.

El ministro de Justicia, Alfonso Bonafede, ha descrito lo ocurrido como «verdadera tragedia» y ha asegurado que «quien tenga que pagar, pagará».

Por su parte, el presidente de la región de Liguria, Giovanni Toti, ha garantizado en una nota que «el área está bajo control» y que el cuerpo de bomberos «está valorando el riesgo de que se produzcan nuevos derrumbes».

En la zona se encuentran ahora mismo más de 200 bomberos, pero también equipos de protección civil, de la policía municipal y de atención sanitaria, que trabajan para retirar todos los escombros y salvar a las personas vivas que hayan podido quedar atrapadas, lo que es la prioridad.