The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Rusia

Dickinsonia es el animal más antiguo del planeta

Redacción TO
Foto: Australian National University | Australian National University

Ni las esponjas marinas ni el tiburón anguila: el animal más antiguo del mundo es Dickinsonia, una extraña criatura de 1,4 metros de largo, de forma ovalada y cuyo cuerpo estaba dividido en segmentos similares a un conjunto de costillas, según un estudio publicado en la revista Science. Las moléculas de una grasa hallada dentro de un fósil han confirmado que Dickinsonia habitó la Tierra hace unos 558 millones de años.

"El fósil de las moléculas de grasa que hallamos prueban que los animales eran abundantes hace 558 millones de años, es decir, millones de años antes de lo que pensábamos", explica Jochen Brocks, profesor de la Universidad Nacional Australiana (ANU), quien ha manifestado que, con este hallazgo, se ha resuelto un misterio que ha sido como "el Santo Grial de la paleontología".

"Los científicos han peleado durante más de 75 años para determinar qué eran el Dickinsonia y otros fósiles extraños de la fauna ediacárica: si eran amebas unicelulares gigantes, líquenes, experimentos fallidos de la evolución o los primeros animales de la Tierra", ha indicado el experto.

El nuevo fósil procede del noroeste de Rusia

El investigador ruso Ilya Bobrovskiy, coautor de la investigación, ha explicado que su equipo ha desarrollado un nuevo enfoque para estudiar los fósiles del Dickinsonia, una criatura que puede tener la clave que enlace el mundo dominado por las bacterias y el de los grandes animales que emergieron hace 540 millones de años, durante la llamada "explosión del cámbrico".

Dickinsonia es el animal más antiguo del planeta 1

El investigador ruso Ilya Bobrovskiy y el profesor Jochen Brocks analizan el fósil de Dickinsonia. Foto: Australian National University

Los paleontólogos normalmente estudian la estructura de los fósiles, pero Bobrovskiy extrajo las moléculas de la materia orgánica de los restos del Dickinsonia y las analizó, lo que permitió confirmar la identidad y antigüedad de este animal.

Los especialistas han hallado el fósil en una área remota próxima al Mar Blanco, en el noroeste de Rusia, y estaba tan bien preservado que los tejidos aún contenían colesterol, un tipo de grasa que es común en los animales, según Efe.

El problema que afrontaron los científicos anteriormente era que muchas rocas que contenían estos fósiles habían soportado mucho calor, presión y erosión. "Estas eran las rocas que los paleontólogos estudiaron durante décadas, lo que explica por qué tenían problemas para definir la verdadera identidad de los Dickinsonia", ha subrayado Bobrovskiy.

Esta fauna prehistórica pertenece al periodo Ediacárico (llamado así por las montañas Ediacara, en el sur de Australia) y anterior al Cámbrico. La revista Science ha llevado a cabo la investigación en colaboración con la Academia Rusa de Ciencia, el Instituto Max Planck para Biogeoquímica de Alemania, y la Universidad de Bremen, también de Alemania.