The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Economía

Santander y BBVA, obligados a contratar 9.000 trabajadores en México mientras ajustan plantilla en España

Santander y BBVA, obligados a contratar 9.000 trabajadores en México mientras ajustan plantilla en España

Banco Santander

El Santander y BBVA se han visto obligados a contratar en conjunto a casi 9.000 trabajadores en México (8.985, en concreto) a lo largo de este año mientras han lanzado ERE en España con el objetivo de reducir sus costes y mejorar la rentabilidad del negocio. Ambas entidades han tenido que adaptarse a la nueva regulación laboral impulsada por el Gobierno del país azteca, que desde septiembre impide a las empresas a apoyarse en externalizaciones de personal para operar, salvo alguna excepción.

Esta normativa ha provocado que la plantilla del Santander en el mercado centroamericano se ha incrementado desde enero en 5.605 empleados y sume en total en la actualidad 27.027 empleados, mientras que la estructura de BBVA se haya ampliado desde entonces en 3.380 trabajadores, hasta superar los 40.183. Esta subida, según explican ambos bancos, obedece principalmente a la internalización de empleados cuyas tareas estaban ligadas a sus actividades en el contexto de la reforma laboral implementada por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Desde el grupo cántabro añaden a THE OBJECTIVE que el incremento de la plantilla en el país también se debe al crecimiento del negocio y el reforzamiento de las plataformas digitales.

Coto al ‘outsourcing’

En abril entró en vigor dicha reforma, que, entre otras cuestiones, ponía coto a la subcontratación de personal a través de empresas externas, dando de plazo hasta finales de agosto para su adaptación completa. Las compañías tan solo pueden recurrir al denominado outsourcing para tareas muy especializadas. Hay que tener en cuenta que la banca es un sector que de manera recurrente ha usado esta vía para reducir sus costes. Es más, en los últimos años ha llevado a cabo externalizaciones de trabajos para rebajar los costes operativos y limitar el número de trabajadores con el fin de ser más eficientes.

La patronal del sector bancario mexicano había cuantificado en más de 100.000 trabajadores el número de empleados de las entidades que estaban en dicho régimen y que han tenido que ser migrados en 2021. A mediados del año pasado, el Santander tenía bajo estos parámetros a unos 5.500 empleados de la filial, una cifra que era superior a la de BBVA, que se situaba en unos 3.700.

La aplicación de la normativa mexicana se ha trasladado ya en forma de mayores costes de explotación y un empeoramiento del ratio de eficiencia en ambos bancos en sus franquicias aztecas. El Santander ha visto un aumento de los gastos generales en un 3% en dicha división después de asumir un 9% más en la factura del personal. BBVA, por su parte, ha sufrido un encarecimiento de las nóminas en un 16%, lo que ha conllevado que el total de costes en este mercado haya crecido en los últimos doce meses en un 9,5%. Debido a estas alzas, ambas entidades han reducido su eficiencia que, en el caso de Santander, ha pasado del 41 al 44%, mientras que en BBVA ha disminuido del 33 al 35,1%.

ERE en nuestro país

Este impacto tiene lugar en un momento inflacionista por las tensiones de las materias primas y cuando tanto Santander como BBVA están implementando los recortes de trabajadores en otras geografías, especialmente en España, para elevar la rentabilidad y adecuarse a un mundo cada vez más digital que requiere de menor personal en las sucursales. El Santander ha estado materializando a lo largo de 2021 un ERE de 3.572 empleados en nuestro país, mientras que BBVA ha iniciado ya el plan para despedir a 2.935 en nuestro territorio. Ambas entidades han reiterado en diferentes ocasiones que estas salidas son necesarias por la baja rentabilidad de sus unidades nacionales como consecuencias de los tipos de interés en negativo. Unos tipos que descartan que vayan a subir en el corto plazo. Descartan que hasta 2023 el euríbor vuelva a ser positivo. En México, debido a la subida de los precios, el precio oficial del dinero ya ha comenzado su ascenso, lo que se traducirá en un aumento de los ingresos bancarios.

El país azteca es esencial, sobre todo, para BBVA, cuya diversificación es menor a la del Santander. Además, recientemente ha vendido su división de EEUU. La filial centroamericana es clave para sus resultados, ya que genera casi la mitad de las ganancias del grupo. Por contra, para la entidad cántabra solo contribuye con menos de un 10% de los beneficios totales.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D